Enlodados.com

Hiking Trails and Trips in Panama

Ver Comentarios

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Han pasado 8 años desde que se publicó el primer post en este website, pero para poder escribir en él, ya llevábamos varios caminando. Desde que adquirí la responsabilidad de ser constante con Enlodados, esto se convirtió en un culto. Agradezco a cada persona que lee nuestras entradas, que dejan sus comentarios, que utilizan la página como sitio de referencia para sus giras personales.

Para el aniversario #6 explicamos la razón por la cual no publicamos direcciones de sitios con cierto grado de dificultad y curiosamente, este año 2017, en el que el turismo interno se ha incrementado de manera acelerada, hemos podido ver cómo gran parte de los grupos se reservan también las direcciones y muchas veces hasta el nombre del atractivo.

Señores, amigos, queridos; desgraciadamente esto no es por puro gusto y nos alegra mucho que el sentimiento se haya compartido. Ya muchos sitios se han visto afectados por las visitas masivas de personas que dejan desperdicios no orgánicos además de la cantidad de gente perdida que reportan estamentos como Sinaproc.

Nosotros recomendamos ampliamente utilizar los grupos de senderismo capacitados y con experiencia para visitar sitios de acceso difícil pues es sumamente peligroso que lo hagan en solitario o en grupos pequeños, además de que así se aporta a la economía nacional.

Se han dado casos de personas con fracturas, golpes, accidente por inmersión por el simple hecho de no tomar las medidas de precaución y perder un ser querido es muy lamentable.

Algo que nos llena el corazón de regocijo es ver el interés de la ATP en darle atención al eco turismo y dejar YA de pensar que Panamá es solo compras, el Canal y el skyline de la Cinta Costera. Por Dios! Panamá tiene tanto que ofrecer! Y es sumamente lindo ver cómo el nacional se vuelca hacia parques nacionales, paga su aporte, camina un poco y descubre. También es hermoso ver cómo el nacional se interesa en conocer nuestras islas que antes sólo se conocían por fotos.

Eso sí, no puedo dejar de lado que como panameños, debemos mejorar. Los sitios no son colecciones, amigos queridos:

  • Cuando vaya a un pueblito metido en la sierra, salude.
  • Levante su brazo y diga: “Buenas”. Sea amable.
  • Aporte a la economía del productor. Adquiera esa mandarina. De algo por esa naranja, no se la robe.
  • Pregunte antes si puede subir a ese árbol de guaba.
  • Pida permiso por el terreno al que debe pasar para llegar a esa cascada.
  • Busque un local que lo guíe.
  • Utilice transporte local.
  • Utilice hostales nacionales. Sitios de camping.
  • Páguele a la señora que vive cerca por cocinar.
  • Grupos: evalúen la pobreza del lugar, no es un secreto que mientras más metido vamos buscando una cascada, encontramos más pobreza. Busquemos la manera de ayudarlos.

Han sido 8 años de experiencias caminando ese Panamá que ni los gobernantes caminan, les aseguro que ustedes han visto más que honorables diputados. Y se han bañado en cascadas y ríos, que ni Martinelli ni Varela.

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Supe de La Gloria siendo una niña y cuando tuve los datos, me tiré a pie casi 3 horas hasta ella, eso fue en el 2007. Y fue hermoso; han pasado los años y resulta que alrededor de ésta maravillosa cascada, hay muchas más; pero no a simple vista. Luego de haber recorrido bastante, constatamos que La Gloria es la cascada registrada más alta de Panamá Oeste y forma parte de un afluente del río Cirí Grande, cuenca del Canal de Panamá.


Una familia humilde y trabajadora es la que custodia esta maravilla y salen adelante cultivando la tierra y ahora con el turismo ecológico, que para ellos, es sostenible.

Esta vez fuimos a conocer con nuestro guía local Miguel, La Escondida donde quedamos maravillados. Tenía ganas de jalar a todos a bañarse en ella; el agua color verde aqua y sobre la misma entra un pequeño rayo de luz que lo convierte todo en magia, y al bañarte, sales lleno de energía.

Nuestra amiga cubana le dió un poco de miedo y prefirió quedarse del otro lado de la cueva, pero al rato venía con Rey que la había ayudado a traspasarla, superando su miedo. Quedó sorprendida al ver lo que se iba a perder y maravillada de tremenda belleza.

Al traspasar la cascada aparece un túnel en el que habitan decenas de murciélagos. Esa cueva transmite vitalidad y fue difícil decir que debíamos seguir con el itinerario.

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Sucede que una de las primeras cascadas que visité en mi vida, fue ésta. De verdad que no sé cómo no había escrito sobre ésto antes.

Quizás estaba en primer grado de pre media, cuando fuí con mi madre y nos bañamos en ese maravilloso lugar. Recuerdo claramente que lo hice en “petipán” pues no estaba dentro del plan visitarla. Fue una visita rápida, para sacarnos la calor que teníamos. Los chiquillos se bañaban en calzoncillos y las niñas en petipan. Uno de esos momentos llenos de luz y libertad que nos regala Madre Tierra, sentimientos que florecieron en mi alma con el paso de los años.

A mis 28 años, regresé. Esta vez para hacer una pequeña sesión de fotos de mi embarazo y fue fenomenal! Digo, por favor, ahora no vayan a ir corriendo a hacer todas las sesiones allá.

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Luego de dejar nuestro coaster, nos subimos a los 4×4 y fuimos rumbo a la sierra. Pasamos varios puentes colgantes de película. Los 4×4 se fueron con los más intrépidos a pasar el río.

Conocimos una cascada hermosa y virgen en medio de los recovecos de la montaña. Disfrutamos enormemente de esa bañera enorme y natural que nos pegaba con todo en las orejas; fue un trip completamente relajante.

Puente colgante/ Fotografía de Ana Chérigo

Fotografía de Ana Chérigo

Los salvajes Rey y Felix se fueron a escalar la cascada y tal como dijo nuestro guía local, quizás tenga unos 30 metros de alto o más. Cuando los chicos venían bajando, también lo hacía un pichón de garza tigre.

Nos contaron que fuimos el primer grupo en visitar la cascada, que muy pocos conocen y la comunidad mantiene su diamante en secreto, agradecemos enormemente a nuestro guía por llevarnos a sitio tan precioso.

Fotografía de Juan Rangel

Al salir de la cascada abordamos nuevamente los carros, pasamos algunos caminos repletos de lodo donde los “todo terreno” bailaron y resbalaron; por eso siempre molesto a nuestro conductor estrella de que me enseñe a conducir así. Esa destreza de poner a bailar el carro no la tiene cualquiera. Solo ellos saben cómo manejar ese terreno.

Finalmente llegamos a un sitio fenomenal, un río con un tobogán natural. Presentía que la situación se iba a descontrolar apenas que llegaramos al río. Nuestro guía local se deslizó, sin pensarlo tras de él también lo hicieron Felix y Fátima, un parque de diversiones para adultos. Al cabo de un rato casi todos se habían lanzado y venían río arriba pa’ tirarse otra vez.

Fotografía de Ezequiel de Gracia

Fotografía de Ezequiel de Gracia

El río tiene diferentes formaciones perfectas para deslizarse. Nuestro amigo David de 9 años, junto con Oswaldo ya exploraban otro surra surra y luego todos nos copiamos de ellos, !La Pura diversión!

Cuando hizo la hora nos dirigimos a comer un delicioso sancocho, saciamos nuestra hambre y finalmente nos dirigimos al bus. Nos hizo un día hermoso y estamos agradecidos con la Madre Naturaleza por ello.

Un abrazo cordial a todos los que participaron en ésta gira y para los que fue su primera vez, estamos seguros que será la primera de muchas. Gracias a todo el grupo de Enlodados por su fiel apoyo.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

LEER MAS…

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

Había estado averiguando la manera de regresar hace rato. Tuve un excelente profesor de física de la etnia guna (una eminencia) en la escuela secundaria y fue con quien conocí este lugar; creo que nos llevó como modo de taller de cuerdas para que la gente se llevara mejor y funcionó.

Aunque escriba mucho acá, nunca he sido exactamente extrovertida, pero ese viaje me obligó a socializar más con mis compañeros, era una obligación tender la mano, apoyarte sobre el otro, ofrecer agua, cargar la mochila del cansado. Eso me marcó de por vida. El senderismo es terapia para el alma y el corazón y te obliga a conocer la parte más sensible de la gente.

Foto de Ana Chérigo

Fue mi primera caminata en la selva, tenía 16 años y me costó. Me costó mucho. A tal punto que en uno de los senderos me dió un golpe de calor. Todo esto me marcó a un nivel que al cabo de los años decidí dedicarme a interpretar la naturaleza de manera independiente, como guía de turismo ecológico.

Hablé con varias personas que nos podía llevar; era necesario que el guía fuese Guna. Conversé con uno que cobraba una suma exorbitante, me sentí impotente. También hablé con un chico que nos llevaba de gratis, pero no me dio buena espina, lo gratis nunca es bueno. Hasta que luego de algunas llamadas llegué al indicado: Igua Jiménez y fue lo mejor que nos pudo pasar.

Igua – nombre que solo es el prefijo- tiene 17 años guiando y conoce Guna Yala mejor que nadie. Coincidimos mucho, pues él no es el que prefiere cantidad a calidad. Entre selva y playa, prefiere selva. Repito, dimos con el indicado.

LEER MAS…

Comments

Comments

Durante muchos siglos los seres humanos hemos usado nuestro poder e inteligencia para destruir o modificar la naturaleza, para robarle espacio a otras especies y constituirnos en el centro de la evolución. Pero hay un lugar en el que seguimos siendo seres indefensos y vulnerables, y donde nuestro instinto de sobrevivencia más primitivo (ese que traemos desde los primeros días del Homo Erectus) puede salvarnos. Un lugar de peligros y leyes inexorables: la selva. – Irving Bennett, Explorador panameño.

Habíamos planeado esto con tiempo, venimos realizando este viaje desde el año 2011, pero ésta vez lo hicimos cuadriculado; todo bajo completo control, justo como debe ser al planear meterse en la selva en un mes como julio.

La selva del P. N Portobelo conlleva muchos elementos que si no conoces, es mejor ni atreverse: el río es impetuoso y se divide en variados afluentes; no existe camino marcado; tratándose de la Sierra Llorona, la humedad es contundente y así como los árboles de ceiba (Ceiba pentandra) de hasta 60 metros de alto, desarrollan raíces tabulares, a veces la tierra cede tanto que se caen, esto pasa a diario. Así como es posible ver reptiles inofensivos, es posible ver reptiles muy venenosos. También es área de escorpiones y bichos que más adelante detallaré. Sin dejar de lado que es una de las áreas del país con más existencia de felinos comprobada.

La lista de implementos era larga, pero funcional y necesaria; recomendamos no exceder las 15 libras y dormir en hamacas, lo cual se le hace bastante difícil a quien no está acostumbrado.

El grupo que nos acompañaría sería de 16 personas, bastante grande para nuestro gusto. Partiendo de ahí, sabíamos que el recorrido sería más lento.

Como siempre, revisamos la hoja cartográfica antes de partir, la misma ya va en la mente pues el área para nosotros es como la palma de la mano, hemos podido conocerla muy bien. Tiempo atrás, Rey y yo habíamos hablado de crear una nueva ruta para que la ruta vieja se la comiera la selva, cosa que ya está sucediendo. Teníamos en mente cambiar la ruta en una parte donde aparece un acantilado.

A eso de las 10:30 pm arribamos en Guanche e inmediatamente nos bajamos del autobús, empezó a chispear. Nos despedimos de nuestro conductor estrella no sin antes advertir que de no salir antes del anochecer del domingo, estuviese alerta. Iniciamos la típica caminata por la trocha hasta donde acamparíamos.

LEER MAS…

Comments