Enlodados.com

Hiking Trails and Trips in Panama

Ver Comentarios

Han pasado cinco días desde que estuvimos en Olá. La emoción de estar en este lugar siempre es palpitante y ésta vez más pues incluía ascender uno de los cerros más bonitos de la región: Los Picachos.

Iniciamos nuestro recorrido conociendo a nuestro guía local, un chico hacendoso de 17 años que ama su distrito y cuyas ganas de mostrarlo son feroces. De inmediato atrapó nuestra atención esa caprichosa montaña con forma ondulada y singular apariencia de ola.

A medida que nos acercamos al poblado va cobrando más notoriedad el famoso Cerro Picacho, una extensión de la vertiente sur de la Cordillera Central. Forma parte del escudo del Distrito de Olá y cualquier referencia que se haga de este cerro es más con fines turísticos alabando su belleza paisajista.

Fuimos a conocer una de las partes más altas del distrito, llegando cayó una lluvia caprichosa que se disipó en un par de minutos y subimos al sitio; un mirador de más de 1000 msnm desde donde se divisa gran parte del sur de Coclé y muchas de sus montañas más viejas como lo es el Cerro Guacamaya y el Orarí.

De regreso del mirador, fuimos a subir Los Picachos de Olá. A los pocos minutos de entrar por un terreno privado en el cual pedimos permiso, conseguimos llegar a la pata del cerro y de ahí en adelante todo el trayecto sería a 45 grados, el terreno pedregoso y era notable que el cerro había sido quemado hace poco. La recompensa: vistas impresionantes.

El final del pico se tornaba peligroso para subir al grupo, era necesario escalar con las manos y un mal paso podría ser un “hasta nunca.” Menos de un metro de ancho para caminar y a ambos lados un precipicio muy profundo. Optamos por subir hasta la parte más acorde a todos y ahí aprovechamos para descansar. El sol era inclemente y a lo lejos, la lluvia caía sobre varias partes de Coclé. Al Sur, el Parque Eólico. Las montañas azules de ésta provincia mostraron su esplendor y la forma cónica del Picacho tiraba oleadas de preguntas sobre su origen. Su orografía es demasiado interesante.

El origen de este Monumento Natural se remonta al emergimiento del Istmo de Panamá que se formó hace aproximadamente 20 millones de años, antes de eso un canal marítimo separaba América del Norte de América del Sur. Las placas tectónicas trasladaron lecho marino y tierra continental, La Placa tectónica de Sudamérica colisiona con la placa del Caribe en una zona específica llamada el arco de Panamá, dando el primer levantamiento inicial del Istmo de Panamá. Este emergimiento de tierras fue constante y se cree que en unos 15 millones de años había solo una brecha de mar que separaba a corta distancia Panamá de Sudamérica.

Producto de estos choques de placas en donde una se metía debajo de otra se dieron fusiones del manto terrestre provocando fisuras por donde se logró colar el magma hacia el exterior originando una cadena de eventos volcánicos que facilitó el emergimiento de islas volcanicas que lograron interconectarse formando el territorio firme del Istmo de Panamá.

Cerro Picacho por consiguiente se formó como parte de este proceso dado su origen volcánico. Como es una extensión al sur de la Cordillerra Central en donde se encuentran las montañas más viejas, se calcula que su edad geológica es más reciente, y su desarrollo tuvo lugar hasta los inicios del Pleistoceno.

El Picacho tuvo una forma cónica al principio como cualquier volcán pero debido a la naturaleza violenta de sus erupciones volcánicas, éste fue destruido dejándolo inactivo y en la forma actual.

Al noroeste del Picacho a unos 20 km hay un conglomerado de montañas volcánicas conocidas como El Complejo Volcánico de la Yeguada con diferentes edades de formación:El Picacho (de la Yeguada) con 4.8 millones de años, Castillo (8.7 millones de años), El Satro Piroclastico (11 millones de años), Media Luna unos 32000 años (el más joven) para darnos una idea de los tiempos geológicos que tuvieron lugar en el pasado cuando había intensa actividad volcánica y que hoy día constituyen ruinas de sus antiguos conos identificadas por la presencia de aguas termales (la Yeguada), estratificaciones de lavas, material piroclástico y lagos en cráteres.

En los Picachos también se vivió una gesta histórica muy importante pero poco conocida. Seguramente has escuchado hablar de Manuel Antonio Noriega y de inmediato piensas en el dictador, pero acá en Olá hubo otro personaje con este mismo nombre quien junto a Domingo Díaz, Belisario Porras y Victoriano Lorenzo tienen un fuerte combate en 1901 como parte de la Guerra de los Mil Días.

Al bajar del cerro nos dirigimos en la búsqueda de un delicioso sancocho de gallina de patio en casa de Luis, donde fuimos recibidos con los brazos abiertos.Entregamos donaciones de útiles escolares que nos llegaron un poco tarde y luego, algunos aprovecharon para comer carambola que había por montones en un árbol.

De ahí nos fuimos a uno de los tantos chorros que hay en Olá, distrito que parece pequeño pero es grande en belleza natural. Esta vez lo encontramos con el agua turbia, a causa de las llegada de las primeras lluvias en el área. Nos refrescamos y no faltó quien escalara la pared de roca sumamente vertical que tiene el chorro.

La cerecita del pastel fue ir a conocer los Chorros de Nuestro Amo, que la gran mayoría desconocía. Este lugar siempre nos deja con la boca abierta por su espectáculo visual, lo alto del chorro principal puede llegar a los 60 metros y arriba de éste hay otro chorro más alto que cae de una meseta, un sitio que definitivamente es necesario meterle la mano pues lo encontramos desprovisto de seguridad y lleno de basura. Al parecer aún a mucha gente le cuesta llevarse vacío lo que llevó lleno, es una lástima.

Cayó el atardecer en los Chorro de Olá, nos despedimos de las vacas que se creen cabras montadas en los cerros más empinados y quedamos con esa sensación de ansiedad por seguir explorando y la esperanza que oprime el corazón que ruega a gritos Una Panamá Protegida, lejos de basura. Que no sean necesarios los letreros para llevarse la basura, que al final terminan siendo el basurero.

El impacto del hombre sobre la Tierra equivale a una colisión con un gran meteorito. Dadas estas condiciones, debemos declarar al planeta Tierra en estado de emergencia.

El hombre busca utilizar los recursos que le brinda la naturaleza en su beneficio, y no está mal que se intervenga en cierta medida en el ciclo natural, pero es necesario siempre respetar el equilibrio interno elemental de la vida con el medio ambiente.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Esta vez nos fuimos al Parque Nacional Chagres, del lado de Caimitillo a un lugar fenomenal; un arco rocoso escondido de piedra caliza bajo un camino rural que conduce a un área del parque poco conocida y también, abandonada.

Caimitillo es una de las 24 subdivisiones del distrito de Panamá. Se sitúa al norte de la zona metropolitana de Panamá. Fue creado por la ley 29 del 10 de marzo de 2012, y fue segregado del corregimiento de Chilibre. Su cabecera es Caimitillo Centro.

Ninguno supondría la magnitud del sitio donde estábamos.

Nuestro instructor inició el curso de rápel explicando técnicas básicas, mostrando la forma correcta de utilizar el equipo de seguridad, la importancia del arnés, mosquetón, casco y guantes. Él, Nariño Aizpurúa, tiene más de 30 años practicando esta técnica como profesor de scouts, montañista y profesional de trabajo en altura.

El rápel es un sistema de descenso por superficies verticales. Se utiliza en lugares donde el descenso de otra forma es complicado, o inseguro. El rápel es el sistema de descenso autónomo más ampliamente utilizado, ya que para realizar un descenso sólo se requiere, -además de conocer la técnica adecuada-, llevar consigo el arnés y un descensor. El rápel es utilizado en excursionismo, montañismo, escalada en roca, espeleología, barranquismo y otras actividades que requieren ejecutar descensos verticales.

El rápel también es utilizado en rescate, tanto en los medios naturales como en los urbanos, así como en operaciones militares. (wiki)

Luego de conocer la parte teórica procedimos a la parte práctica donde cada uno de los participantes se puso el equipo a utilizar para simular la actividad atados a un árbol. De esta manera aprendimos a poner la cuerda de la forma correcta así como el equipo de seguridad.

Y llego la hora! Luego de la práctica vino la Acción. Nos movimos al sitio por el cual debimos descender y quedamos absortos al ver la altura. Nariño ya había realizado el anclaje a las raíces tabulares de un gran árbol de ceiba.

El anclaje es una de las partes más importantes del rápel ya que todos los sistemas de rápel exigen un anclaje muy resistente en el cuál se soportará todo el sistema. Los anclajes pueden ser naturales (árbol, roca, estalagmita, puente de hielo, etc.) o artificiales (clavija, cadena, etc).

El primero en bajar fue Rey, quien ya posee vasta experiencia y se encargaría de la seguridad, manejando la tensión de la cuerda desde abajo, procurando por ende la seguridad de las personas, que en su mayoría, harían esta actividad por vez primera.

Al cabo de las horas, prácticamente todos habíamos bajado y algunos habían regresado caminando al punto de anclaje para hacerlo otra vez.

Al hacer mi descenso me sentí completamente segura y  feliz al ver el sitio en el que estaba. Fue literalmente un cachetazo visual; quizás se me escapó alguna frase de impresión. El lugar es alucinante, mucho más grande de lo que imaginé, el descenso que realizamos era de casi 30 metros y a los 10 metros de descenso ya se podía vislumbrar la bóveda de roca, cerca de la cual también existen cuevas.

Este mismo Puente Natural fue el que Fernandez de Oviedo denominó “Puente Admirable” en los tiempos del Camino Real. Sí señores, ese puente natural en el que hicimos rápel es el mismo por el que pasaron colonizadores y piratas para salir al Río Chagres y seguir su camino. El río Chagres desde siempre ha jugado un papel importante durante la historia de Panamá y aún en está época sigue desempeñando un rol prioritario.

En el año 2014 se dieron protestas en torno al sitio por trabajos que se iban a iniciar muy cerca del puente, por el cual pasaría maquinaria pesada. Pude caminar un poco más adelante del sitio y evidentemente existe una gran parte del bosque talado y deforestado, lo que indica que esta parte del parque sigue en peligro así como la desaparición del puente natural.

Acá les dejamos fotografías de lo que fue este curso de rápel en el que aprendimos ampliamente, donde disfrutamos de esta extrema, segura y saludable actividad.

Gracias a todos por su interés y asistencia.

 

 

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

Contacto: 6592-9153

Comments

Ver Comentarios

Les tengo que confesar algo. Tengo miedo escribir. Me da miedo que gente sin escrúpulos vaya corriendo a buscar estos lugares para dejar su basura, escribir en las rocas y enterrar latas.

Hace 8 años la intención de este website era justo que la gente recorriera Panamá por su cuenta, que disfrutaran y descubrieran lo que tienen aquí a la vuelta de la esquina. Hoy día da es rabia. Caminan por “taquilla”, por ser “influencers”, por adquirir seguidores en redes sociales, dañan las vías de acceso, no dan ni los buenos días, no apoyan al poblador, etc. La taquilla fuese perfecta si dejaran los lugares tal como eran antes de que alguien, quien quiera que sea, haya llegado ahí.

Llevo 2 semanas tratando de recabar información sobre este lugar y la procedencia del color rojizo de sus aguas, me refiero a información oficial.

Los lugareños cuentan que el color se debe a las raíces de una palma; otros divergen e indican que se debe a los minerales que ahí existen; me desvío por la segunda opción, así que con esa sospecha, me dirigí a la biblioteca nacional y lastimosamente no encontré información.

Me parece increíble que el color tan llamativo no haya sido objeto de estudio de investigadores o científicos, hidrólogos y bueno, andamos tras eso.

Pronto artículo terminado.

 

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Cancelaciones y devoluciones:
Las tasas de devolución son las siguientes:
• Cancelaciones 15 días naturales previos al viaje se reembolsará el 100% del importe de inscripción, excepto los gastos de gestión que pudiera ocasionar.
• Cancelaciones entre 15 y 7 días naturales previos al viaje se reembolsará el 50% del importe de inscripción, excepto los gastos de gestión que pudiera ocasionar.
• Cancelaciones con menos de 3 días naturales de anticipación no dará derecho a devolución alguna.
Las devoluciones se realizarán dentro de los 10 días laborales posteriores al viaje, por depósito a nombre de quien la realizó.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Ésta vez fuimos en época seca, aunque en la selva nunca dejó de llover, el río se mantenía tranquilo y en su cauce.

Acá les dejamos fotos de lo que fue Nusagandi en marzo 2018:

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

Contacta por whatsapp para más información.

Cupos agotados 18/4

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

La Selva, ese lugar en el que nunca sabes qué pasará en el siguiente minuto; ése, mi bioma favorito fue el escogido para iniciar el 2018, aprovechando el supuesto verano monzón que tenemos en estos días.

Todo transcurrió de mil maravillas, iniciamos nuestro recorrido como de costumbre, de noche para no atrasar la marcha, acampamos en medio de un bosque o selva de galería, a orillas del río. Los chicos levantaron carpas y nosotros colgamos hamacas, para la mayoría sería su primera experiencia en la selva pero el ánimo de todos fue genial; dispuestos acompañaron a Rey en la rápida fogata para alejar mosquitos y calentar el café a la mañana siguiente en la que nos despertamos tipo 4am a ordenar todo, desayunar y recoger campamento.

La mañana nos recibió con aullidos de los territoriales monos aulladores (Alouatta palliata) y algunos monos tití (Saguinus geoffroyi) que se asomaron a vernos entre el grandioso dosel. Todos estábamos ansiosos por emprender la marcha y así lo hicimos a excelente paso, pasamos el gran río y me sorprendió no ver a nadie quitarse las botas, todos las metieron sin pensar más. Ángela, nueva excursionista, llevaba una mochila en forma de vaca, llamada Clara Bella y no faltó chiste.

Avanzamos y entramos en la selva, que de inmediato nos recibió con sus hermosos paisajes, a nuestro lado izquierdo el río en su lado ancho que poco a poco se va reduciendo con rocas de todos los tamaños.

Hicimos un tiempo tan genial que antes de las 9 estábamos en la Poza del Jaguar así que aprovechamos y nos quedamos buen rato disfrutando de sus aguas transparentes que invitaban a bucear.

En ese perseguimiento que le montamos a las sardinas, nos percatamos de un pez de mayor tamaño que descansaba en el fondo; era un “pejeperro” (Hoplias malabaricus) rodeado de conchas de río. Todos vinieron a verlo. El pejeperro vivió su momento de fama.

LEER MAS…

Comments

Comments

Nariño Aizpurúa nació en Volcán, Tierras Altas chiricanas. Lo conocí hace casi 10 años y apenas intercambiamos palabras, hicimos una gran amistad, al punto que cariñosamente le digo “papá”. Vi con admiración el crecimiento de sus hijos, a los que crió al filo de la naturaleza, en el arte de la escalada y rápel. Actualmente lleva 360 ascensos al Volcán Barú y no conozco a nadie que lo haya subido más. Se caracteriza por su espíritu jovial y profesionalismo en el área de montañismo, senderismo, rápel y arborismo además de ser líder scout desde hace muchos años.

Suficientes requisitos para hacerle una entrevista y aprender más de él.

1. ¿Cuando fue la primera vez que subiste el Volcán Barú?

No tengo memoria realmente de cuando fue (fecha), sin embargo recuerdo la primera vez que subí con un turista, mis hermanos mayores no estaban allí para hacerlo, yo tenía 14 años y mi madre me dijo: “dale tú, si tu conoces el camino!” Me pase toda la noche “aprendiendo ingles”(risas) al día siguiente durante 5 horas solo repetía: “FOLLOW ME”. En aquel “tour” gané 10 dólares, gasté más en lo que llevé de comida.

2. ¿Cuantas veces van?
Desde esa primera vez con turistas, llevo 360 veces registradas. Antes de eso no las conté.

La imagen puede contener: 1 persona

La vez # 300


3. ¿Qué es lo que más amas del Volcán Barú?
Ser nada en medio de esas moles rocosas. El sentirte insignificante y comprender la magnitud del universo, donde el planeta tierra es solo un grano de arena. Todo eso me lleva a sentir una sensación de que soy parte de algo tan inmenso.

LEER MAS…

Comments

Comments

Contacto: 6592-9153 Mariel

Comments