ENLODADOS

Aventura Ecológica en Panamá

Ver Comentarios
TwitterFacebookTumblrShare/Bookmark

Escribo esto pues hace poco nos tocó presenciar un caso común de encuentro con una serpiente venenosa en un lugar turístico y lo voy a contar tal y como fue, pues de esto aprendemos del diario vivir, más aún en un país tropical como el nuestro.

Nos encontrábamos en un sitio tranquilo, rodeado de abundante vegetación, disfrutando de un mediodía de domingo, a punto de darnos un baño.

De pronto llegó una gran familia del área con varios niños dispuestos por supuesto a bañarse y disfrutar de las aguas del lugar. Cabe destacar, que el establecimiento está cerca del boque tropical húmero que es común en nuestra floresta. El reciento cuenta con los baños necesarios para que el visitante se cambie de ropa del día a vestido de baño y también cuenta con baños higiénicos; y estando nosotros observando la Naturaleza en derredor, apreciamos una enorme iguana (Iguana iguana) que al ver de reojo en un árbol pensamos que sería un mamífero por lo pesado que su cuerpo se veía sobre las ramas. Al rato pasaron varios tucanes y gavilanes adornando con sus colores la magnifica tarde que nos caía.

Una de las niñas junto con una señora mayor se dirigieron a la parte trasera del recinto a orinar y en eso vieron una víbora de cabeza amarilla y salieron corriendo asustadas en busca de un lugar seguro. En dicho momento y al escuchar lo sucedido, Rey Aguilar y mi persona nos dirigimos a ver qué tan cercana estaba la serpiente y en todo caso, pensamos sería una boa pajarera por el color descrito por la niña.

Al llegar y con mucha cautela pues sabemos que las serpientes se camuflan en su ambiente, pudimos entonces toparnos con la misma. Nuestro pensamiento fue emotivo pues ni él ni yo habíamos visto una Fer de Lance o Equis (Bothrops asper) tan de cerca en nuestra vida. Nos encontramos a más a o menos 3 metros de ella. Ella se encontraba enroscada, en su posición común de descanso. Al notar entonces que era una serpiente venenosa, le indicamos a las personas que no se acercaran por lo letal que puede ser una mordida de serpiente y lo que paso lamentablemente nos produjo un sentimiento abrupto de rechazo.

- Las personas en el sitio aún sabiendo el peligro que esta serpiente representa, corrieron en busca del animal.

- Procedieron a ir en busca de piedras y machetes para acabar con el animal. En sandalias, chancletas, sin el menor cuidado.

En ese momento, y tratando no ser indiscretos si no más bien pensando en que el animal se podía asustar y atacar, le dije a Rey que fuera por favor nuevamente, a hablar con la gente y a advertirles de que era mejor dejarle quieta. Hubo un joven que en sus manos traía dos peñas.

Viendo lo sucedido pensé lo siguiente: Ella, la serpiente, está en su hábitat. Está muy alejada del reciento. Nadie tendría nada que ir a hacer allá. En el reciento hay baños. Asegura a tus hijos. Es más fácil que te mueras ahogado en la piscina a que te muerda el animal… Es decir, tantas cosas pasaron por nuestra cabeza al ver que adultos y niños se acercaban a la serpiente sin el menor cuidado y solamente con morbo en la cabeza.

Desde ese momento nos convertimos en “los malos de la película” pues fuimos los únicos que decidimos indicarle a las personas que dejaran al animal, que no lo mataran y que se procedería a ir en busca de un experto para atrapar al animal, en este caso Mario Urriola del serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Antón.

Al intentar llamarle, nos topamos con otro problema: No teníamos señal. Nos quedamos bastante rato pues vimos que los empleados del lugar bajaron a ver lo que sucedía a causa del escándalo y conmoción de las personas. Preocupados nos dijeron que el animal estaba bastante lejos, que nadie debía hacer nada por allá. Pero luego bajaron más y más empleados y realmente nos preocupamos pues por nuestra cabeza solo pasaba el pensamiento de que todo el mundo quería acabar con la vida de la criatura, cuando ¡Ni siquiera había atacado a nadie!

Pasó otro rato y algunas personas prefirieron irse, cuando de pronto dice Rey, ¡Ahí viene Mario! y ustedes no saben el alivio tan grande que sentimos al ver que Mario venía con su equipo de rescate y de inmediato procedió a atrapar el animal de la manera correcta y profesional que solo un experto u herpetólogo puede hacer. La metió en una bolsa y se la llevó al serpentario en donde luego de salir de disfrutar de tan hermoso sitio, fuimos a visitar.

La serpiente será estudiada por unos días y como el serpentario no solo es un centro de observación si no científico, llevan un conteo de los animales que ven. Además de verificar su estado físico, enfemedades, o si está en reproducción y luego será reubicada en un lugar seguro, en donde sean pocos los humanos en su paso.

Nuestra amiga equis, la cual fue descubierta por una niña en un área turística y que gracias al herpetólogo Mario, del Serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Anton, tuvo un final feliz con su pronta reubicación en un área más segura tanto para el animal como para los humanos. Gracias a @reyaguilartattoo que fue quien cuidó del animal hasta que el rescate llegó, de lo contrario lo habrían matado a machetazos. Recordemos que la vida es hermosa y todos tenemos derecho a ella. #snake #equis #Bothropsasper #Panama #Serpentario #ValleDeAnton

Todo esto nos lleva a dar varias recomendaciones, porque nos dimos cuenta que el morbo es mayor en casos así y que gran parte de la población panameña, no tiene idea qué hacer en un caso como éste.

Es importante estar conciente, que si aún no sabes distinguir entre una serpiente venenosa y una que no lo es, al menos tener presente algunos puntos importantes y fáciles de cumplir.

•  Aunque la mayoría de las serpientes no son venenosas, se debe evitar agarrarlas o jugar con ellas.
•  Muchas mordeduras graves de serpientes se presentan cuando alguien las provoca deliberadamente.
•  Al ir de excursión por áreas donde se sabe que hay serpientes, se deben usar pantalones largos y botas, de ser posible.
•  Se debe evitar las áreas donde las serpientes se puedan esconder: bajo las rocas, leños, etc.
•  En la salida al campo es importante el calzado o la ropa, especialmente si vamos a movernos por zonas por las que sospechamos que puedan existir serpientes. El uso de botas de piel gruesa y pantalones de tela resistente sería lo más prudente, procurando que los pantalones alcancen toda la pierna y lleguen a cubrir la parte superior de las botas. Una medida incluso más efectiva sería introducir el borde de la pernera del pantalón dentro de las botas.
•  Cuando se camina por zonas de vegetación elevada ( hierba, matorrales, etc) es importante revisar la zona antes de pisarla. Para ello nos podemos proveer de un bastón o caña con la cual iremos tanteando la zona que vamos a pisar. Estaremos muy atentos a un posible silbido o movimiento que pueda denunciar la presencia de alguna serpiente. Si no disponemos de alguno de los instrumentos anteriores podemos coger una rama de árbol.
•  Se especialmente prudente con las rocas, los troncos caídos o los matorrales, los agujeros entre las rocas, la superficie debajo de los troncos, los huecos de los troncos podridos o las ramas entre los matorrales suelen ser los lugares favoritos de las serpientes, especialmente de las serpientes venenosas. Debemos ser muy prudentes a la hora de trepar por taludes con rocas, evitando introducir las manos en los agujeros o levantar rocas sin cerciorarnos primero de la posible existencia de una serpiente.
•  La mejor manera de reaccionar ante la presencia cercana de una serpiente es mantenerse sereno. Intentar no realizar movimientos bruscos y dejar que la serpiente se aleje sin ser molestada o ir apartándose poco a poco.
•  En ningún momento se deben lanzar piedras a una serpiente. Ante esta posibilidad, cualquier serpiente puede defenderse y atacar.

Una mordedura de serpiente venenosa es una EMERGENCIA médica que necesita atención profesional inmediata, por lo que los primeros auxilios, deben administrarse al mismo tiempo que la preparación del traslado del paciente a un Centro Médico Asistencial más cercano.

¿Qué hacer?

1.- Mantener la calma y llama a los servicios Médicos o dirígete a ellos.
Ayudar a la persona a que lo haga también. Evitando que la serpiente vuelva a atacar. Cuidar también de no ser atacado. Llama a los servicios de emergencia.
2.- Inmovilizar a la persona afectada
De esta manera evitaremos que el veneno se distribuya al organismo lentamente y nos dará tiempo de que los servicios especiales de salud lleguen, logramos esto manteniendo siempre al lugar de la herida por debajo del nivel que se tiene el corazón.
3.-Revisa signos vitales
Vigilar los signos vitales de la persona, como temperatura, el pulso, ritmo respiratorio y presión arterial. Si hay signos de shock, como palidez acueste a la persona, levántale los pies a más o menos 30 cm (un pie) de altura.
4.- Trata de ver que serpiente mordió a la victima y si puede tomarle una foto con mucho cuidado, mejor.
Al momento de que los servicios médicos lleguen les será de utilidad saber que tipo de serpiente fue la que ataco a la victima, pues el antídoto que usarán será el mas eficaz, deteniendo por completo el daño causado por las toxinas del veneno.

Esto es todo lo que se puede hacer. Todos los demás tips tipo “Rambo”, se quedan por fuera pues pueden empeorar a la víctima.

Por último

Si aún no sabes nada de el gran mundo de los reptiles y quieres aprender, entonces acercate al Serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Antón. Allí puedes encontrar información valiosa sobre estos increíbles animales y puede que le pierdas el miedo pero sobre todo, saldrás de allí con una gran enseñanza y sabiendo distinguir las venenosas de las No venenosas.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

¡Oh patria tan pequeña que cabes toda entera
debajo de la sombra de nuestro pabellón:
quizás fuiste tan chica para que yo pudiera
llevarte toda entera dentro del corazón!

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/2011/04/SDC10143c.jpg

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/wppa/1582.JPGCuando se sube un cerro, generalmente la meta principal es alcanzar la cima, aunque en lo personal también es necesario disfrutar del paraje y del camino, asi como de los sonidos, olores y todas aquellas sensaciones que se componen alrededor de una montaña.

Las cruces, gran interrogante del montañista primerizo al notar que en gran parte de las cimas hay una, aunque en algunas cimas tambien se pueden encontrar otros simbolos: banderas, virgenes, retazos de tela, etc La Cruz siempre es el estandarte distintivo principal de la cima de una montaña y en Panamá no nos quedamos atras.
Esta costumbre viene de lejos, dado nuestro pasado de nacional-catolicismo, pero no siempre es así; existen muchos paises en los cuales hay cimas con cruces y resultan ser paises laicos o con creencias distintas a las nuestras, ya que en muchos de ellos la cruz es solo un símbolo cartográfico.

Gran parte de las cimas que hemos subido (Enlodados) tiene una historia y generalmente una cruz. Solo hace falta preguntar a los ancianos del area para enterarte de alguna leyenda o mito en torno a la cima: que si era una “manda”, que si las monjas la subieron, que si alguien compro el cerro y puso la cruz arriba, que cuantos dias se caminaron con cemento en espalda para edificar la cruz, etc.

Y aunque esto no representa ningun problema en nuestro país por el hecho de ser un pais declarado como catolico y aún no es demasiado reconocido el montañismo recreativo, además de que nuestras cimas no exceden los 3495 msnm que alcanza el Barú, en algunos paises como España el colocar cruces en las cimas se ha vuelto un problema paradojico y serio, gracias a una iniciativa catolica llamada “Objetivo 1300”, cuya idea era instalar una cruz en cada cima de la gran cordillera del Sistema Central en España, a tal punto que gran parte de los montañistas exigen deban ser retiradas todas las cruces de las cimas, por la gran diversidad de creencias y simbologias que pueda tener cada persona como estandarte.

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/wppa/1468.jpg

Las cruces han sido erguidas o talladas en centros de cultos paganos como cimas de montañas o menhires para contrarrestar sus influencias. Pero es importante recalcar que en casi todas partes del mundo antiguo se han hallado varios objetos, que datan de períodos muy anteriores a la era cristiana, marcados con cruces de diferentes estilos. El uso de la cruz como símbolo religioso en tiempos anteriores al cristianismo y entre pueblos no cristianos probablemente pueda considerarse como casi universal, y en muchísimos casos estaba relacionado con alguna forma de adoración de la naturaleza. Es un hecho incuestionable, que en épocas muy anteriores al nacimiento de Cristo, y desde entonces en tierras no tocadas por las enseñanzas de la Iglesia, la Cruz ha sido usada como símbolo sagrado.

En todo caso que alguien desee ubicar una cruz en la cima de una montaña, procure hacerlo bien. En Panamá resulta común que estas cruces hechas con materiales como el hierro, hacen que los rayos vayan directo a ellas y resulta un grave peligro para el montañista. Y al que llega a la cima, por favor: No es para rayarla. Dejar una marca es mucho más que eso y no hay nada peor que ensuciar tu propia cima.

Y asi como en Everest hay banderines, en Aconcagua hay una cruz. Cada quien considerando un simbolo importante en su cultura, no obstante sabemos que el estandarte mas grande de un montañista es la bandera de su pais o simplemente el sentimiento tan profundo de haber colocado la cima que con tanto esfuerzo ha costado.

Algunos cerros con cruces en Panamá: Cerro la Cruz de Campana, Cerro la Cruz en el Valle de Antón, Cima del Volcán Barú, Cerro Calvario en el Copé de Coclé, Cerro Chame.

Es importante recalcar que en nuestro país gran parte de las cimas aún conservan su estilo natural, es decir sin ningún tipo de simbología en su cima.

” Están los que usan siempre la misma ropa
están los que llevan amuletos
los que hacen promesas
los que imploran mirando el cielo
los que cree en supersticiones.

Y están los que siguen corriendo
cuando les tiemblan las piernas
los que siguen jugando
cuando se acaba el aire
los que siguen luchando
cuando todo parece perdido
como si cada vez , fuera la ultima vez
convencidos que la vida misma es un desafío.

Sufren , pero no se quejan
porque saben que el dolor pasa
el sudor se seca y el cansancio termina
pero hay algo que nunca desaparecerá:
la satisfacción de haberlo logrado!!!
en sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos,
en sus venas corre la misma sangre,
lo que los hace diferentes es su espíritu.

La determinación de alcanzar la cima
una cima a la que no se llega
superando a los demás
sino superándose, día a día.
Vincent Van Gogh

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

ABRIR ARCHIVO CON TODA LA INFORMACIÓN:

Salto-de-los-Monos-y-Chorro-Verde-Esmeralda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

300805_256869121022131_100000971344825_717096_705164846_n P1020096 Salto 166 Salto 175 Salto 195 Salto 215 Salto 289 Salto 413

Comments

Comments

Acercándonos a los más concretos que registra el dato histórico y no la leyenda o la tradición, vemos ciertos planos de la vieja data, en la cual se distinguen en el fondo del litoral, del golfo de Panamá, la existencia de un pueblo de Capira y el río Perequeté. Estos planos reposan en los Archivos Nacionales. En el que se puede observar un pueblo denominado “La Capireja” y río inmediato denominado Perequeté de la prosa del eximio poeta capireño Julio R. Martínez, surge con caracteres definidos la figura del Cacique Capira, valiente exponente de la raza india, quien sin menos gloria de algunos de su época defendió, después de las invasiones, las tierras de su comprensión en las Riberas del Cerro Trinidad.

Durante la Guerra de los Mil Días, Capira con Victoriano Lorenzo a la cabeza se convirtió en campo de correrías del guerrillero, pasado el conflicto, y ya en la era republicana, Capira demostró pujante crecimiento democrático; más en 1941, el distrito fue eliminado, y surgió en su lugar el de Bejuco que duro hasta 1945.

Victoriano conocía su tierra “como la palma de su mano” a tal punto, que jamás dudó de su dominio en el terreno donde vivió desde que era un niño, y no era cualquier terreno, si no una cordillera enorme, que hoy día comprende desde Cerro Trinidad hasta Las Trincheras de La Pintada y más allá, contorno que en el tiempo de la Guerra de los Mil Días, aún pertenecía por completo a Penonomé.

En El Cacao, fue Victoriano un corregidor amado y respetado por todos aquellos que habitaban en aquella ranchería, hasta el día de hoy aún es posible conversar sobre los hechos con las personas que han ido transmitiendo de generación en generación las historias de esa época de rebelión pero también de júbilo vivida de cerca del caudillo.

Nos hemos ido en variadas ocasiones a recorrer parte de esa cordillera y hemos encontrado, maravillados, con hermosos parajes, perfectas cascadas esculpidas en piedra, escondidas cerca de las variadas trochas que se dividen a lo largo de los cerros.

Desde la cima del cerro Trinidad, hasta el Cerro Peñablanca, existen diferentes formas de llegar de lo que hoy en día es parte de la provincia de Panamá en Capira y Chame hasta partes de Coclé como Sofre y Chiguirí Arriba, recorriendo prácticamente los mismos senderos recorridos por el cholo, a pie.

Esta vez, nos fuimos a caminar cerca del Peña Blanca y Cirí, donde acampamos y fuimos recibidos de manera festiva por viejos amigos y familia adoptiva que viven en este poblado de campesinos. Así fue como nos hicimos amigos de un niño que nos llevo con ánimo y gran preocupación de que nos gustara el chorro que queda cerca de su casa, un chorro sin nombre al que concurren las familias a lavar culantro y a esparcirse sanamente, pues en esta comunidad muy poco hay bullicio.

Denilson se apropió del snorkel y el largavista, qué emoción compartir con un niño tan vivaz, él nos prestó su caballo y nos mostró los mejores lugares para zambullirnos. En años pasados habíamos estado por el área pero nunca notamos aquella linda cascada, solo caminamos hasta La Gloria. Esta vez andábamos con nuestra mascota “Pucha” y procuramos no adentrarnos demasiado en la espesura, por la seguridad de la perrita.

Mientras disfrutábamos de las escaleras naturales del chorro, una familia llegó a lavar culantro y Rey fue a ver en qué les podía ayudar. Ese culantro se distribuye en los más grandes supermercados del país.

Al salir del hermoso chorro, una llovizna de verano nos bañó. Una gente en carro doble tracción venían vendiendo pescado rumbo a donde terminara la calle de tosca. Allí a orilla del sendero pudimos disfrutar de una soda fría y un pan de dulce, raros por estos lares en donde no hay luz, donde lo que nos parece “normal” no se consigue tan fácilmente.

Quiero recalcar que ésta es un área llena de hermosas aves, vimos desde martín pescador y los clásicos pechiamarillos, hasta Titira enmarcarada, diversas reinitas, loros cabeciazules o casangas, eufonias coroniazuladas, tangaras de colores increíbles y destellos refulgentes. Todo esto acompañado de café por las mañanas y los gritos de los amigos que nos invitaban a comer el fruto de la guaba chiricana.

Nuestra experiencia de carnaval, acampando en la montaña fue de descanso y tranquilidad, escuchando salomas por la mañana, aves al despertar, caminando hacia el río y cabalgando en caballo. Qué rica que es la vida en la montaña, y ni tan lejos, cerquita, aquí mismo en Capira, cerca de las trochas del caudillo, Victoriano Lorenzo.

Más fotos

Comments

Comments

La Feria de las Flores y del Café es una organización sin fines de lucro, creada mediante la Ley No. 40, sus primeros inicios se da como Festival del Café, en el año 1950; en un principio, la exposición era un evento intermitente que se celebraba solo cuando la comunidad se organizaba para ello.

De 1950 hasta 1969 el Festival del Café, como se le llamaba entonces, solo se realizó en cuatro ocasiones (1950, 1957, 1961 y 1969) pero el 9 de abril de 1970, un día antes de inaugurarse el quinto festival, el distrito resultó afectado por graves inundaciones. Ante esta adversidad, los boqueteños, lejos de rendirse, decidieron un año después establecer, de manera permanente, una exposición que mostrara al país lo mejor de su producción, sus flores y su café.

Uno de cada tres boqueteños perdió su casa y la reseña histórica de la Feria de las Flores y del Café registra que en 1971, un año después de la tragedia, con la iniciativa de Carlos Enrique Landau, Alberto Federico de Alba y con la presidencia de José Isabel Ruiz se llevó a cabo el sexto festival del café.

Se construyeron obras para embellecer el pueblo y la reina del festival fue la señorita Brenda Aguilar. El parque Domingo Médica fue el escenario de la festividad.

A partir de 1973 el Festival del Café se convirtió en La Feria de Las Flores y del Café y de ese año hasta 1991 se realizaba en el mes de abril.

A inicios de la década del 90 se cambió la fecha de la festividad para el mes de enero, a fin de aprovechar la estación seca. Desde ese año, la feria de Boquete se realiza durante 10 días.

Esta colorida feria repleta de flores sembradas en los campos de dicho lugar, formando con ellas imágenes y haciendo de las veredas un sendero que comprende desde rosas hasta tulipanes y girasoles.

En la noche, el río Caldera llena de fresco el lugar y los visitantes lucen sus mejores vestidos acorde al frío, singular en Boquete. La gente aprovecha para tomarse un delicioso café o un sancocho y en mi caso, un chocolate caliente. Durante el evento Ferial se pueden adquirir artesanías (nacionales y extranjeras), venta de plantas, dulces, promoción; en fin un sinnúmero de artículos y servicios propios de este evento.

Cómo llegar:

En la mañana aprovechamos y fuimos nuevamente a tomar mejores fotos a las flores, un completo deleite verlas de cerca, que con empeño se han sembrado en todas las esquinas. Este año pudimos apreciar una creación hermosa: la bandera panameña hecha con flores rojas, blancas y azules, algo verdaderamente espectacular.

Sin dejar de lado la belleza de Boquete, que con el calor de su gente recompensa el frío de sus vientos.

Más fotos

Comments

Comments

El Parque Nacional Chagres (PNCH), creado hace 28 años, está localizado en la parte central del Istmo de Panamá y tiene como objetivo primordial la conservación de los procesos ecológicos que mantienen la salud del Río Chagres y su capacidad de prestar servicios ambientales a miles de panameños. Las cifras son ya conocidas: del río Chagres se obtiene el 40% del agua necesaria para el funcionamiento del Canal de Panamá y el 80% del agua para uso doméstico de la mitad de la población del país.

Panamá es un país pequeño, pero rico en recursos naturales. Un 32% del territorio nacional lo constituyen áreas protegidas. Tenemos el convencimiento que procurando armonizar nuestros recursos naturales con las comunidades que viven dentro y en los alrededores de las áreas protegidas, a través de actividades como la educación ambiental, el ecoturismo, la creación de microempresas comunitarias (viveros, zoocriaderos, artesanías con especies nativas, entre otras), lograremos beneficios sociales y económicos, tendientes a un desarrollo sostenible.

Este parque, situado en la angosta región central del Istmo de Panamá, con el río Chagres como principal eje de interés histórico y socioeconómico del país, es la columna vertebral del sistema regional de áreas protegidas que posibilitan el ordenamiento del territorio en la Cuenca del Canal de Panamá. El parque tiene una extensión de 125,491 hectáreas y se corresponde con el área de captación del Lago Alajuela, la cual representa el 30% del área total de la Cuenca del Canal-Región Oriental y aporta el 45% de la escorrentía.

En el parque encontramos la representatividad de la mitad de las especies de vertebrados presentes en la Cuenca del Canal y la tercera parte de las especies de vertebrados representados en todo el país, sobresaliendo especies únicas, endémicas y en vías de extinción, tales como el águila harpía, el jaguar, el tapir, el puma, el venado corzo, la paisana, la pava cimba, el carpintero carirrayado y la pava rubia.

Hace poco, tuvimos la oportunidad de conocer uno de los poblados asentados en las orillas del río Chagres, del lado del Lago Alajuela, la comunidad de Quebrada Ancha.

Todo inició por la idea de colaborarles en uno de sus proyectos de turismo sostenible, que incluye el paseo por el Lago Alajuela, conocer el Camino Real que pasa por la comunidad, ver de cerca la forma de vida de sus habitantes y uno que otro baile típico o representativo de la cultura y costumbres, además de su visión diaria de la vida, a través de actos teatrales que realizan los niños engalanados en vestidos típicos.

Nuestra visita consistía en además de visitar y conocer, apoyar con el mural que utilizan de fondo en todas sus representaciones artísticas, a las cuales ponen todo su empeño para perfeccionarlas y utilizan de trasfondo este mural, que representa los animales y el diario vivir de lo que conlleva habitar a orillas del Lago Alajuela.

Quebrada Ancha pertenece a la Zona Cultural Activa que está conformada por los lugares poblados, las áreas residenciales y las comunidades indígenas localizados dentro del parque, establecidos antes de la existencia del área protegida y/o autorizados por la administración del parque, en donde se procurará el mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores, acorde con el mantenimiento de la integridad de los procesos ecológicos que se desarrollan en el entorno del área ocupada.

También pertenecen a la Zona de Uso Especial que son las áreas dentro del parque donde se permitirán actividades de producción agrícola, forestal y pecuaria, en terrenos adyacentes a los lugares poblados y de acuerdo con el nivel de fertilidad y tipo de pendientes de los suelos. Se deben aplicar técnicas de producción limpia, baratas, sencillas, amigables con el ambiente y compatibles con los objetivos de manejo y protección del parque.

Se supone que Quebrada Ancha también pertenece al área de Zona de Uso Intensivo que son las áreas destinadas a proporcionar servicios e infraestructuras para el uso público y la administración del parque, sin embargo, nosotros vimos muy de cerca que la caseta que tiene ANAM está abandonada, y solo llegan a monitorear una vez al año.

En el puerto de Nuevo Vigía nos encontramos con la directora de la Fundación Parque Nacional Chagres: Rosamaría Guerra y sus colaboradores. Nos preparamos para abordar la piragua, mientras que estaba todo listo, pudimos notar que en el puerto habitan muchas aves como la garza real, la garza nocturna de cabeza negra, garza tricolor, gallinazo o buitre negro, así como el gallinazo cabecirojo, garzas blancas que buscaban y rebuscaban entre la orilla pedazos de pescado. A esa hora de la mañana ya venían los pescadores con las piraguas repletas de peces, que eran comprados vivos por asiáticos. Un niño descamaba los peces que habían recogido en su jornada, y feliz nos dio su mejor sonrisa para una foto.

Ya sentados y emocionados en la piragua (algunos nunca se habían subido a una), cada quien con su respectivo salvavidas, pudimos disfrutar del hermoso paisaje que esconde este parque nacional. Vencejos, cormoranes, gavilanes y wichichis descansaban en las ramas de los árboles, los cormoranes llenaban los árboles preparándose para iniciar las zambullidas del día corriente. Los vencejos volaban y rozaban el agua del Chagres. A nuestro lado volaban mariposas migratorias de color verde caña, llamadas Urania fulgens. El lago Alajuela, parecía un espejo distorsionado por las ondas que provocaba el viento y el avance de la piragua. El ambiente era perfecto. Las gotas de agua nos salpicaban y el tiempo denotaba que iba a llover, pero de ahí no pasó.

Llegamos a la orilla donde los pobladores nos recibieron sonrientes y con los brazos abiertos; nos estaban esperando para presentarse, uno a uno, los miembros de la junta de turismo sostenible de Quebrada Ancha, entre ellos los señores Ismael Muñoz, Molinar Toribio y Agustín Nuñez, entre muchas personas más, convencidos de que sus proyectos estarán llenos de trabajo pero también de éxito. Luego de presentarse, y de hacerlo también nosotros, nos ofrecieron un delicioso café cosechado allí mismo.

Era un día de jornada. Mientras nosotros pasaríamos dos días pintando el inmenso mural, ellos trabajarían arduamente, junto a miembros de la Fundación Chagres, en un sendero llamado “La Miel” que conduce a un apiario y será uno de los puntos principales de atractivo en su itinerario turístico.

La Fundación Parque Nacional Chagres apoya a esta comunidad y muchas más que habitan las riveras del Chagres, recolecta donaciones para mejorar las viviendas y para realizar actividades educativas para niños y adultos. Capacitan a hombres y mujeres en realizar actividades que les brinden ingresos. Han donado por medio de la empresa privada, desde motores fuera de borda, hasta chalecos salvavidas y su propio sudor, apoyando a la comunidad en la mano de obra en los proyectos a realizar.

Esta es una comunidad constituida por pequeños productores agrícolas y pecuarios de subsistencia que buscan diversas opciones de sobrevivencia como la jornalería y pesca para alivianar sus condiciones de bajos recursos y vulnerabilidad que enfrentan. Fundada en la década del 60, originariamente constituida por migrantes procedentes de Veraguas y Coclé; su actividad económica principal es la agricultura tradicional y de subsistencia, sin embargo, algunas familias cuentan con una o seis vacas para la práctica de la ganadería de carne; actividades que complementan con la pesca.

Impactante, así lo describo. La unión de esta gente se siente. Ver hombres y mujeres forjándose con bolsas de cemento bajando y subiendo la entrada de la comunidad, yendo al lugar donde, ahora, tienen listo el sendero de la Miel.

Nos instalamos en la iglesia, que fue acomodada para instalar la tela a utilizar. Los niños de la comunidad estuvieron atentos a cualquier cosa que se necesitara, como vasos y agua para los pinceles; definitivamente, son niños muy activos y alegres. Respetamos la idea del dibujo original que ellos habían creado, pero que se había ido deteriorando con el tiempo. Le agregamos algunos animales representativos del área como el jaguar y el venado corzo.

Y si, les cuento que en esta parte del Chagres habitan grandes felinos, como el jaguar, al que en Quebrada Ancha nunca han visto físicamente de cerca, pero si han encontrado huellas, las que han sido copiadas con moldes de yeso, práctica que les fue enseñada por el biólogo y conservacionista Ricardo Moreno; prueba fehaciente de la población de jaguares en Panamá.

Nos contaron que una parte del Camino Real, pasa por la comunidad y están estudiando y aprendiendo junto a Christian Strassnig, investigador del antes mencionado, para explotarlo de buena manera en su proyecto de turismo sostenible. Strassnig recorrió 300 kilómetros entre 2008 y 2010 junto a personas de Quebrada Ancha y otras comunidades, para identificar el Camino Real, como parte de un proyecto apoyado por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) y con la participación de arqueólogos del Instituto Nacional de Cultura (Inac). Les tomó 35 días descubrir la ruta comercial más importante usada por los españoles en los años de 1519 a 1595. Por ella se transportaba el oro de América en los tiempos de la colonia. Esto los convierte en un lugar de mucho contenido histórico, por la gran importancia y envergadura que representa.

En medio de la jornada, en el rancho de la comunidad un par de mujeres cocinaban risueñas, la comida de los trabajadores, que nos incluía a nosotros. Luego de varias horas dibujando y pintando sobre el suelo, nos llamaron para disfrutar del delicioso almuerzo.

No pasamos toda la tarde dándole colores y detalles al mural. Los niños nos ayudaron en gran parte, otros reconocían aves en el libro de Aves de Panamá que habíamos llevado. Al parecer ellos fueron partícipes de un pequeño seminario de aves, en el que aprendieron a reconocerlas comparándolas con las que habitan en su entorno. Para nosotros, como estudiantes graduandos de turismo geográfico y ecológico, fue impresionante ver como un niño recitaba uno a uno en español los nombres de las aves que veía en inglés pero que reconocía sin divagar. Otros niños jugaban en el patio de la escuela, en la que por cierto, tienen un mapa que marca todos los caminos de la comunidad.

A eso de las 5:30 de la tarde, nos fuimos al Lago Alajuela con los niños, que parecían peces nadando en el agua fría y turbia del lago. Al tirarnos observamos que era más profundo de lo que habíamos pensado y que Alajuela en ese momento tenía buenos niveles. Menciono esto, pues el Sr. Toribio nos señaló que al llegar la época seca, los niveles del lago bajan tanto, que es necesario caminar mucho para llegar a las piraguas y salir de la comunidad. Cabe destacar que Quebrada Ancha se encuentra en los márgenes del lago Alajuela y la micro cuenca de la Quebrada con el nombre de Quebrada Ancha. Aprovechan directamente para su subsistencia los recursos naturales tanto del suelo, el bosque y el recurso hídrico dependiendo exclusivamente de las estaciones climáticas y del comportamiento de los niveles de agua del lago.

Al regresar nos esperaba un delicioso plato de tilapia con patacones. Luego de comer, nos fuimos a instalar las casas de camping en la Escuela Primaria Multigrado que cuenta con dormitorio para dos educadores y comedor. Supimos que para continuar la educación premedia, algunos estudiantes viajan diariamente a Salamanca y, otros se mudan semanalmente para estudiar el segundo ciclo.

Los niños se divirtieron mucho ayudándonos a armar el camping. Ya había anochecido, tuvimos la dicha de toparnos con luna llena, que alumbraba el patio y las palmeras en derredor. El croar de las ranas, el bullicio de los grillos, amenizaban la noche. Vale decir que la comunidad no cuenta con energía eléctrica del servicio comercial por lo cual algunos pobladores han optado por el uso de paneles solares y plantas eléctricas.

Nos levantamos ansiosos a seguir el mural pero antes de eso fuimos llamados a tomar el desayuno, compuesto de yucas sancochadas y salchichas en salsa. La jornada sería la misma del día anterior, pero cuando termináramos iríamos a La Cascada ya que uno de los trabajadores se había quedado con el fin de llevarnos.

Es importante recalcar que la cascada es un lugar que considerables personas de la misma comunidad no conocen, pero esta vez nos acompañaron muchos niños. Ya sea por la lejanía, la dificultad para llegar al sitio y además de eso por la gran importancia que representa para ellos, es su toma de agua y tratan de mantenerla como un tesoro. En el camino vimos variedad de aves, como el colibrí Amazilia colirrufa y el Ermitaño de pico largo, Oropéndolas Crestadas y Batará barreterado, Perlita tropical; además de eso vimos algunos borrigueros y merachos y una gran cantidad de mariposas Urania fulgens revoloteando en un árbol. Nosotros tomamos muy a pecho la visita a la cascada y consideramos que fue un regalo inmenso que nos dieron.

La comunidad aprovecha el recurso hídrico de afluentes como Quebrada Ancha, Quebrada Escobillal y Quebrada Rincón. La toma de agua se encuentra a hora y media de la comunidad y procede de uno de los afluentes de Quebrada Ancha. Le llaman “La Noria”, deducimos que puede tener más de 40 metros de altura, pero son varias caídas de agua, de las que disfrutamos lo más que pudimos, luego de haber bajado un barranco poblado de bejucos y ramas con espinas.

El tanque de almacenamiento de agua está a 5 minutos de la comunidad y el de filtro se encuentra a 25 minutos. Del filtro a la toma de agua está a una hora. Cercano a la toma se encuentra el proyecto de reforestación que desarrolló la ACP con los pobladores, donde 17 hectáreas se reforestaron con árboles nativos como el nance, roble, jabillo, entre otros.

De regreso tuvimos que apurarnos y arreglar todo lo más rápido posible pues nuestra partida de regreso a Nuevo Vigía sería a las 4pm. Dejamos todo listo, y corrimos a tomar nuestra última cena en la comunidad. Antes de partir tuvimos un meeting sobre turismo, en el cual la junta de turismo se mostró muy agradecidos con las recomendaciones y consejos para iniciar con pie derecho ese proyecto de éxito que están sacando adelante.

Una vez en la piragua, nos despedimos de estos nuevos amigos y agradecimos por esta gran experiencia que continúa pues aún nos quedan varios proyectos para colaborarles.

De regreso, el espectáculo en el Lago Alajuela se hizo impresionante, el sol brillaba con destellos suaves sobre el lago, los árboles Cuipo y Barrigón sobresalían del follaje de bosque primario. Las cabezas de los cormoranes estaban a ras del agua, en conjunto y más adelante, un águila pescadora sobrevolaba el área con su cena en el pico.

Finalmente, queremos agradecer a Lurys Rodriguez, amiga y ahora colaboradora de la Fundacion Parque Nacional Chagres por habernos invitado a formar parte de este proyecto y darnos la oportunidad de colaborar, así mismo saludos a nuestros amigos: Leyda, Avi, Evelyn, Mayela; de la Universidad de Panamá que pusieron todo su empeño, además al artista Rey Aguilar por haber dado vida al mural, con sus conocimientos y experiencia. De igual forma a la misma Fundación pues pudimos ver de cerca que no son solo un nombre, trabajan duro para conseguir patrocinios para ayudar a las comunidades, que sí dan de su sudor y conocimientos para que estas comunidades salgan adelante. Y por último y no menos importante, a la comunidad de Quebrada Ancha, por abrirnos las puertas de su tesoro natural y sobre todo por ese calor humano que los caracteriza.

PD: Estaremos realizando una gira a la comunidad en el mes de febrero, como parte del proyecto de turismo sostenible de la comunidad. Aquellos que desean participar, por favor escribir a info@enlodados.com para detalles.

Más fotos

Comments

Comments

Bajo Bonito es una comunidad de Cacao en Capira, entre el cerro Peña Blanca y el Cerro Chichibalí. Son gente trabajadora, productores del culantro que se venden en los supermercados del país pero lamentablemente tienen un grado de pobreza considerable. El transporte allí es difícil, tienen escuela básica pero para ir a secundaria, los niños deben caminar más de 2 horas por caminos solitarios y empinados.
Niños de la comunidad.
Conozco este lugar desde niña, crecí viéndolo como la “tierra prometida” o el “paraíso terrenal”, lejano, silencioso, verde y perfecto en su Naturaleza. Todas veces que hemos ido nos han recibido con los brazos abiertos, como en familia.

Vamos a pintar esas caritas lindas!

Sobran las palabras para describir la felicidad tanto de los niños como de nosotros al verles sus caritas sonrientes y de agradecimiento al celebrarles su fiestita de navidad, que estuvo llena de regalos, dulces y confites, piñatas y colores ♥

Adriana

Feliz Navidad y Año nuevo a todos nuestros amigos y amantes respetuosos y constantes de la Naturaleza de Panamá.

Fotos

Comments

Comments

Véase Panamá

Comments

Comments

Comments