ENLODADOS

Aventura Ecológica en Panamá

Ver Comentarios
TwitterFacebookTumblrShare/Bookmark

En Santa Fé hay tantos ríos como te puedas imaginar, son las venas del distrito. Y aunque agonizante, nos topamos con una parte del Río Santa María realmente bella. Y escribo agonizante pues este es uno de los tantos ríos en lista de espera para formar parte de una hidroeléctrica. Sí, así como lo leen, este hermoso río.

Puede que su nombre se deba a que en el año 1502, Cristóbal Colón llega a las Costas del Norte de Veraguas en donde fundó el primer poblado en tierra firme de América, el cual llamó Santa María de Belén.

Pero no es que no haya sido intervenido, pues ya se han dado concesiones para sacar materiales de ahí, se encuentra amenazado por empresas constructora de carretera.

Dentro del Parque Nacional Santa Fe se encuentra la cuenca alta del río Santa María, la cuenca hidrográfica más importante de las provincias centrales (i.e., Veraguas, Coclé, Herrera). Esta cuenca abastece de agua a la planta potabilizadora de la ciudad de Santiago, que procesa 43 millones de galones de agua potable por día y beneficia a unos 70,000 usuarios. Adicionalmente, las aguas del río Santa María son vitales para el desarrollo de actividades agropecuarias e industriales que benefician a más de 150,000 panameños.

La Fundación Héctor Gallego, junto con algunas ONG han creado planes de manejo y reforestación de hectáreas cercanas al Santa María y Bulabá así como un plan de ordenamiento que garantice el aprovechamiento sostenido de este recurso para el futuro. El valor de los bosques, no solo como protectores de esta cuenca hidrográfica, sino también de una gran diversidad biológica, que incluye especies endémicas de flora y fauna; así como su valor histórico y cultural, y su potencial turístico, en conjunto, constituyen elementos principales para la protección de la cuenca. También el Movimiento en Defensa del Agua, la Tierra y la Vida de Quebrada Las Trancas de Santa Fe y Asociación Amigos del Parque Nacional Santa Fe: AMIPARQUE que trabajan para desarrollar un programa de educación ambiental que forme conciencia en la población sobre la necesidad de conservación de los recursos naturales y desarrolle habilidades para realizar procesos de intervención de manera sostenible. Algunas de estas organizaciones, así como la sociedad civil, han evitado que se construya una hidroeléctrica en Las Trancas.

A través del apoyo de la Fundación Natura, con los fondos de FIDECO, se han reforestado 100 hectáreas en bosque de galería, que actualmente se encuentran en la etapa de mantenimiento y manejo de los árboles plantados. Con este programa se ha brindado capacitación a la población beneficiaria y a la comunidad en general, incluyendo a estudiantes de la localidad, maestros y profesores, con las autoridades locales y con las Instituciones se establecieron convenios de apoyo al desarrollo del proyecto.

Se han construido viveros permanentes en el área, en cuatro comunidades, para aviverar plantas nativas para los posteriores programas de reforestación. Parte de la política de reforestación, es la promoción de la siembra de café y cacao, ya que prosperan bajo sombra, en asocio con árboles de grandes alturas como es el Corotu, Erythrina, y otras especies de árboles leguminosos; estos cultivos permiten que los agricultores establezcan el sistema de conservación de suelo y agua, a través de obras tales como: acequias, barreras muertas y vivas, diques.

Por suerte en la parte alta del río aún se puede disfrutar de sus aguas, sobre todo en el Balneario Las Trancas que tuvimos la oportunidad de conocer. Se encuentra ubicado en la entrada del pueblo de Santa Fe, a mano derecha, está ubicado el letrero por donde se entra. Puede hacerlo caminando o en auto 4×4.

Su acceso es muy fácil: caminamos desde el hotel Santa Fe hasta el puente peatonal sobre el balneario. Nos tomó unos 15 minutos pues es en descenso. Al ver el puente peatonal, nos tomamos nuestro tiempo en disfrutar de la vista desde ahí. El cerro Tute como película de ficción engañándonos con la neblina de la tarde, pues simulaba ser un volcán humeante.

Sus aguas claras nos invitaron a darnos un chapuzón y quedamos sumidos en la tranquilidad que emana este río en verano, pues se nota que en época lluviosa puede ser peligroso. En sus orillas, descansan gran cantidad de aves entre las que pudimos distinguir un martín pescador grande (Megaceryle torquata) que iba y venía alimentándose así como algunas Garzita Verde(Butorides virescens) esperando su presa, gritando su clásico kiiiiiiiiiiiio!

A orillas del Río Santa María, hay algunos senderos viejos y una torre estación meteorológica de Etesa, la cual pudimos notar que también utilizan para medir los niveles del  río.

Nos dijeron que en el Río Mulabá realizan una actividad llamada River Tubing, pues ya se imaginarán, te subes en una llanta río abajo y el tour termina en el puente del balneario Las Trancas. Esta vez no lo pudimos tomar pero debe ser emocionante hacerlo.

La tarde cayó y caminamos loma arriba hacia el hotel. Los rayos del sol irradiaban Cerro Sapo y minutos después, el cielo se torno color rosa. Esos atardeceres tan típicos de Santa Fe, tantos, que sus habitantes ya saben cuando el cielo va a ser rosa o por donde va a salir el arcoiris.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments
Imagen 147

La vista desde la cima del Sendero de la Fresa.

Cerro Punta es un sitio de ensueño, completamente diferente en clima al resto del país. Si llegas hasta la comunidad de Volcán, obligatoriamente debes visitar la comunidad de Bambito, Nueva Suiza y obviamente de paso, subir a Cerro Punta.

Nos encontramos con carreteras perfectamente pavimentadas, rodeadas de cultivos agrícolas, 2000 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura entre los 15 y 20 grados centígrados, un sitio rodeado de montañas densamente cubiertas de bosques, Cerro Punta es la villa más alta de Panamá, y usualmente bañada por las nubes.

Sembradíos en Cerro Punta.

Posee un terreno bastante accidentado, con pequeñas planicies, donde la mayoría de los pobladores habitan y es muy común ver casas a cierta distancia una de la otra, es un modelo que ha empleado el pueblo donde se ven las casas chicas y detrás terrenos grandes donde practican la agricultura (mayormente papa y hortalizas de clima templado).

Sus límites son Al Norte: Con la Provincia de Bocas del Toro; Al Sur: Con el Distrito de Volcán; Al Este: Con el Distrito de Boquete; Al Oeste: Con el Corregimiento de Volcán.

Haras Cerro Punta

Desde la década de los ochenta, la agricultura se ha expandido tan rápidamente aquí que hoy se producen en esta región casi el 80% de los vegetales que se consumen en Panamá y en adición exporta una vasta variedad de flores. Esta explosión agrícola ha sucedido a costas de los bosques de los alrededores, pero la población local está comenzando a comprender las consecuencias de esa deforestación e intenta conservar los abundantes recursos naturales que aún existen, con miras a un desarrollo turístico como alternativa para mejorar el futuro de la región.

El Río Chiriquí Viejo tiene 161 km de recorrido y constituye un afluente del Océano Pacífico siendo una de las cuencas hidrográficas más importantes por el alto potencial ecológico y recursos naturales. En la parte del río que pasa por Cerro Punta, ha disminuido la contaminación provocada por el mal manejo de los agroquímicos y otros insumos agrícolas.

El cultivo  de hortalizas  flores, y la cría de caballos, de carrera  y la ganadería, son actividades económicas más importantes de la región. Aquí también  podemos visitar el parque  internacional  de la Amistad,(PILA), y su nombre se debe  a que sus límites  se extienden a lo largo de la Frontera  de Panamá, con Costa Rica. El PILA, se crea mediante resoluciones  de junta directiva 021-88, del 6 de septiembre de 1988.

Las quebradas cerca de Finca Drácula.

Nos detuvimos en Guadalupe, un suburbio de Cerro Punta, donde existen pequeños locales buenos para tomar un café o un chocolate caliente, fuimos a “Jardín Mary”, que he visitado desde niña, cuando mi mamá me llevaba de paseo a Chiriquí, y donde se dedican a la venta de hermosas flores y deliciosos postres, sobre todo fresas y moras en jugos y en “duros”. En este lugar también tienen algunos animales rescatados como perros, gatos, cerdos y hasta una oveja negra muy linda y amigable. La visita a este sitio es lo máximo ya que mantienen plantas de origen nacional, algunas introducidas y muchas plantas que solo se pueden ver en tierras altas y otras que se han comprado en el extranjero.

Entramos a un café donde venden fresas como se te apetezcan: con crema, con vino, con wiskey, leche condensada, chocolate: tambien venden duros y batidos. Mantienen un mirador llamado el “Mirador de las Fresas”, desde el cual hay una vista espectacular y mientras subes la temperatura va bajando a tal puntos que en ocasiones puedes experimentar que sale aire frío por tu boca. A los lados del camino, hecho con restos de llantas, hay sembradíos de lechuga y mostaza y en lo alto del mirador, ya al final, se logra ver Haras Cerro Punta, con sus hermosos caballos “pura sangre”. A temperaturas entre 10 y 20 ° C, los caballos desarrollan mejor capacidad pulmonar permitiendo que estos pura sangre sean los mejores del mundo, ganando los grandes clásicos del país y premios reconocidos internacionalmente, incluyendo el Caribe clásico internacional.

En Jardín Mary

Con las rosas del Jardín Mary

Se pueden ver también los poblados cercanos y parte del poblado de Las Nubes y el Parque Internacional La Amistad. El costo por entrar al sendero es 0.50 centavos y quedamos encantados con tanta belleza, montañas llenas de neblina, estuvimos ahí arriba por una hora solo hablando y admirando el contorno.

En Guadalupe, con 2197 msnm, se puede ver que la agricultura predomina pero el ecoturismo se está abriendo a la región, ya que muchos vienen a disfrutar y estudiar su clima, flora y fauna del Parque Internacional La Amistad que, al ser tan grande, se pueden apreciar especies endémicas y otras en peligro de extinción.

Imagen 078

Los jardines mágicos de las casas en Guadalupe, Cerro Punta son un encanto. De hecho nos topamos con una que todo su jardín era de rosas. Caminamos hasta el jardín de orquídeas Drácula, donde poseen este tipo de orquídeas del mismo nombre en particular. El costo de entrada por nacionales es $10.00.

Comments

Ver Comentarios


Desde que empecé a tener conciencia del mundo circundante, se dio en mí, ese comportamiento inquisitivo natural llamado curiosidad por los bosques, formaciones de rocas y lo que para mí en ese entonces eran grandes montañas. Pude haber tenido 5 o 6 años cuando, por vez primera, mi madre me llevó a conocer el valle de Antón y quedé prendada como cualquier niño de las charcas y anonadada de los colores magníficos de aquellos seres increíbles, como aves del paraíso, que habitaban en el Níspero. De regreso a ese viaje, prácticamente babeaba viendo el paisaje circundante, y recuerdo claramente cómo me dije a mi misma que quería ser grande para poder subir esas rocas que décadas después entendería que se nombraban peñones en Campana.

Descubrí Santa Fe de Veraguas en un reportaje de alguna revista que mi padre llevaba a la casa, y de inmediato, dije… carajo! Apenas tengo 13 y falta mucho para ser mayor de edad y poder caminar esos senderos… Uff! No saben cuánto me maldije cada vez que mis compañeros de escuela se iban “pal interior” y yo no podía pues simplemente no tenía familia en el interior del país, pues es neta de Arraiján. El pecho se me achicaba cuando veía el Trinidad, jamás imaginaría siquiera que fuese a llegar a su cima.

Ahora, en mi década de los 20’s, Santa Fe se ha convertido en mi Talón de Aquiles: prácticamente un sitio en el que me gustaría vivir. Tiene todo: cerros, cascadas inmensas y otras personales, a pocos kilómetros de una costa virgen, con una gran producción de café además de orquídeas y con uno de los parques nacionales que abarca 5 biomas sobre las vertientes del Pacífico y del Atlántico y es uno de los más saludables del país.

Esta vez, 3 días en el paraíso sirvieron para conocer demasiado y en este post les contaré la magnífica experiencia de la Cascada El Bermejo.

En Santa Fe hay muchos hostales y hoteles e incluso cabañas que puedes alquilar para pasar tus días a precios módicos; nosotros nos quedamos en el Hotel Santa Fe (954-0941) en donde el alojamiento es muy bueno, además de que ofrecen comida y bebidas de manera que no tienes que desplazarte demasiado para comer. En ese mismo hotel, puedes hablar con el guía Edgar Toribio, que conoce Santa Fe como la palma de su mano y es el más adecuado en caso de que no te sientas seguro de irte en busca de algún sendero o cascada, ya que no todas son de fácil acceso. En el hotel Santa Fe también puedes solicitar un mapa del área.

Llegar a la cascada es fácil: En auto, debes manejar en dirección al poblado del Pantano y desviarte luego de pasar el puente sobre el rio Mulabá(o Bulabá) a mano izquierda, subir la loma y seguir derecho hasta ver el letrero en donde indica la entrada del sendero a Bermejo.

En “chiva” o transporte local, debes dirigirte al parque del padre Gallego y esperar por el que diga “El Pantano”. En este caso, debes caminar desde la entrada hasta el inicio del sendero lo cual te puede tomar dos horas hasta el chorro.

En taxi es muy fácil pues en Santa Fe todos los taxis son 4×4 por lo cual te llevan hasta el inicio del sendero.

El sendero en sí, toma hasta el chorro una media hora a paso normal. Pero lo puedes hacer en 20 minutos si estás acostumbrado a caminar. Para personas mayores pueden hacerlo fácilmente en una hora. Es un sendero limpio, marcado, de dificultad baja pues es en descenso y desde la entrada del trillo es 1km y medio en donde encuentras vistas muy bonitas de los cerros que rodean el sitio, además de variados arboles de mandarinas con las cuales te puedes refrescar.

Cuando fuimos nos topamos con muchas aves y apreciamos el vuelo de gavilanes cara cara que rondaban el área. El bajareque nos daba la bienvenida al río, que ya escuchábamos así como los gritos de algunos turistas que iban delante. Cinco especies de mariposas Morpho merodean por el Parque Nacional Santa Fe, y sobrevuelan de manera especial las fuentes de agua. Prestando atención de seguro te encuentras con insectos sacados de alguna película de ficción.

El Bermejo es una impresionante caída de agua que se desplaza por bloques rocosos heterométricos cuyas dimensiones impactan al más displicente de los espectadores. El río Bermejo alcanza unos 10 kilómetros de longitud, desde su nacimiento en la Cordillera Central a unos 1400 metros sobre el nivel del mar, hasta su desembocadura en el río Mulabá, a 400 m.s.n.m. Su avance es tan rápido y vertiginoso, sobre un terreno discordante que, a su paso origina un sistema de espectaculares cascadas.

Y sí, la cascada Bermejo es impresionante, más alta de todo lo que había visto en fotos. Básicamente uno solo puede tocar el último chorro pero pudimos divisar que arriba hay dos chorros más de mayor tamaño, para subir se necesitan cuerdas y equipo de rappel. Definitivamente, un espectáculo precioso de fuerza natural etéreo conformado por masas de agua, un prodigio natural.

Luego de disfrutar por horas enteras de sus aguas, decidimos regresar pues empezó a llover y la cascada se puso bravía y mucho más fuerte de lo que vimos al llegar.

Si subiste el camino en taxi, recomiendo bajar hasta el Río Mulabá a pie, y así disfrutar de las vistas, de la etnografía del lugar, la amabilidad de la gente y quien quita, puedes bajar hasta el Mulabá a conocerle y terminar de pasar el día.

Santa Fé es más que una aventura, se convierte en algo que te sale por los poros, un sitio del que definitivamente, no te quieres ir.

Recomendaciones:

  • Llevar agua y comida pues en el camino no hay abarroterías.
  • Zapatillas cómodas y bolsa ligera.
  • Repelente contra insectos.
  • Bolsa ziploc para cámaras o artículos electrónicos.

Galería

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

El sábado pasado tuvimos nuestra primera gira del año a unos de los lugares más hermosos de la provincia de Panamá: Charcos de Sajalices, un sitio mágico y protegido por más o menos unas dos horas y medio de camino pero que últimamente está siendo invadido por personas que con el ánimo de visitarlo, no se dan cuenta de las repercusiones que puede traer esto para el local, al dejar gran cantidad de basura y desechos sólidos en sus aguas, a bien saber Toma de Agua de la comunidad de Sajalices.

Esta vez, acudieron al llamado de esta caminata ecológica 33 personas, panameños y extranjeros, entre las edades de 20 a 65 años, que animados, caminaron por los trillos que conducen a la parte baja del parque nacional Altos de Campana, primer parque nacional creado en la República de Panamá, en el año 1966. Sabiamos todos de antemano, que al regreso debíamos recoger todos los desechos que encontráramos in situ y en el camino.

Al llegar al punto de inicio, se dio el aviso a la Junta Comunal de Sajalices, que nos entregaron un comunicado de no traspasar el área cercada del Charco Azul, ya que hace poco ubicaron unas mallas y estas fueron cortadas por visitantes inescrupulosos que incluso, dañaron las tuberías provocando varios días sin agua en la comunidad, afectado de ésta manera también a todo aquel que quiera visitar este sitio, pues de ahora en adelante, solo se podrá acceder con permisos especiales.

Estuvimos hablando largo rato con el responsable de la junta comunal y llegamos a la conclusión que de alguna manera directa o indirecta, van a tener que vincular a ANAM para que establezca el punto de control a bien de que el sitio no sea dañado.

Cabe mencionar, que este website quitó el post del sitio desde hace tres años, pero lastimosamente existen personas que están publicando a grandes voces las direcciones exactas de los sitios, provocando esta irresponsabilidad por parte de visitantes, que sin importar todo el tiempo que sea necesario caminar, suben con coolers y hasta barbacoas, dejando los restos de basura por los trillos. Sabemos que estos fenomenos naturales nos pertenecen a todos, la Tierra es nuestra Madre y por tal razón, debemos protegerla. Es una completa lástima este tipo de situaciones que nos afectan a todos; por parte nuestra nos comprometimos con la Junta Comunal de buscar una forma viable para la conservación de charcos de Sajalices, siempre haciendo la visita bajo nuestra supervisión.

Invitamos a los demás grupos de hiking, que cuando alguien les pida dirección, prefieran acompañarlos.

La caminata fue deliciosa, paramos en algunos puntos a descansar, merendar y hasta darnos algún chapuzón en las quebradas cercanas, con aguas increíblemente limpias.

A pesar de los contratiempos que se presentaron, pudimos llegar al charco verde a buen recaudo, a la hora programada, cansados pero contentos y dispuestos a darnos un chapuzon en las aguas frías del manantial. A punta de clavados y en flotadores nos pasamos el mediodía disfrutando del espectáculo del fenómeno natural. Nuestro amigo Rey Aguilar fue el encargado de la parte de rescate y animación del grupo, y como siempre nos demostró sus conocimientos y condiciones físicas.

Nuestro amigo y guía Nariño Aizpurúa, se encargó de las clases de rappel y de preparar el equipo para los que se atreverían a realizar esta actividad que encantó a los que participaron y los que no se atrevieron, recibieron una clase gratuita de cómo aprender a utilizar un equipo de rappel.

Al regreso, nos cayó una llovizna, que refrescó al grupo y nos animó a seguir adelante. Como siempre, el regreso es más rápido y en menos de dos horas ya estábamos afuera.

Muchísimas gracias a todas las personas que asistieron, en especial a los que nos ayudaron a sacar la basura del lugar y felicidades a todos porque llegaron y regresaron.

Sabemos que hubieron muchas personas que escribieron con ganas de ir, pero a decir verdad la gira se nos llenó en la primera semana que hicimos la publicación y tampoco pretendiamos llevar un grupo exagerado. Las giras que realizamos son siempre tomando en cuenta el estado del tiempo, vulnerabilidad del sitio y sobre todo la capacidad de carga, esta última muy importante.

En todo el verano seguiremos realizando guiaturas a diferentes sitios, así que con gusto nos pueden escribir a facebook o al info@enlodados.com

Recordemos:


“Durante centenares de miles de años, el hombre lucho para abrirse un lugar en la naturaleza. Por primera vez en la historia de nuestra especie, la situación se ha invertido y hoy es indispensable hacerle un lugar a la naturaleza en el mundo del hombre”.

Santiago Kovadloff

Recuerden seguirnos en Facebook y en Twitter.

Comments

Ver Comentarios

1. Agua

Durante la caminata debes tomar bastante agua para rendir lo mejor posible y no sentirte mal por estar deshidratado. Con una botella no es suficiente pues no sabes si el clima será caluroso o cómo reaccionará tu cuerpo al ejercicio. La cantidad de agua no es algo que debas pensar en sacrificar si es que te hace falta espacio. En todo caso, en las farmacias venden pastillas filtradoras de agua por si de pronto pasas por un río confiable puedas tomar esa agua y filtrarla.

2. Abrigo

El clima es impredecible y un hermoso día soleado puede convertirse en uno lluvioso de un momento a otro. No olvides empacar una sweter largo pero delgado o un impermeable para protegerte del viento o de una posible llovizna pero sin exagerar con el peso pues serás tú quien la cargará todo el camino. Abrigo impermeable en caso de caminatas a mas de 3000 msnm como el Volcán Barú.

3. Botiquín

No puedes salir de casa sin un botiquín de primero auxilios en la mochila. Incluye cosas como alcohol, curitas, vendas, algodón, tijeras, gasas y esparadrapo. A este kit básico puedes aumentarle otras cosas que consideres necesarias.

4. Bloqueador y repelente

Protegerse del sol debe ser una prioridad durante tu caminata. No olvides empacar bloqueador con un factor de protección solar alto y un bálsamo labial para evitar los labios cuarteados. Mete en la mochila repelente, especialmente si haces rutas en lugares con mucha vegetación.

5. Gorro y lentes oscuros

Además del bloqueador, complementa tu protección con un gorro y lentes. Los lentes no solo te servirán para cubrir tus ojos del sol sino también para impedir que te fastidie el polvo.

6. Cuchilla

Siempre es útil tener una cuchilla pequeña dentro de la mochila si hay que abrir alguna bolsa, cortar alguna cuerda o usar en caso de un accidente.

7. Snacks

En toda caminata sea larga o corta es necesario llevar algo de comer. Es las rutas cortas, piensa en empacar cosas fáciles de cargar y ligeras pero que te den mucha energía como granola, barras energéticas, frutas, maní, etc. Recuerda que no debes llenarte mucho para evitar molestias posteriores.

8. Linterna y Lighter o Fósforos en bolsitas siploc.

Es mucho más útil para caminatas largas pero nunca está de más tener uno a la mano.

9. Toalla

Hay algunas rutas que pasan junto a cascadas o lagunas en las que está permitido bañarse. Otro uso para la toalla es para secarte el sudor si es que te fastidia mucho al caminar.

10. Bolsas plásticas

Son indispensables para guardar los restos de comida o la basura durante toda la caminata pues, como senderista, no debes dañar la naturaleza ni dejar rastros. También puedes usarlas para aislar la ropa mojada o sucia que tengas y meterla sin problemas en tu mochila.

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

Escribo esto pues hace poco nos tocó presenciar un caso común de encuentro con una serpiente venenosa en un lugar turístico y lo voy a contar tal y como fue, pues de esto aprendemos del diario vivir, más aún en un país tropical como el nuestro.

Nos encontrábamos en un sitio tranquilo, rodeado de abundante vegetación, disfrutando de un mediodía de domingo, a punto de darnos un baño.

De pronto llegó una gran familia del área con varios niños dispuestos por supuesto a bañarse y disfrutar de las aguas del lugar. Cabe destacar, que el establecimiento está cerca del boque tropical húmero que es común en nuestra floresta. El reciento cuenta con los baños necesarios para que el visitante se cambie de ropa del día a vestido de baño y también cuenta con baños higiénicos; y estando nosotros observando la Naturaleza en derredor, apreciamos una enorme iguana (Iguana iguana) que al ver de reojo en un árbol pensamos que sería un mamífero por lo pesado que su cuerpo se veía sobre las ramas. Al rato pasaron varios tucanes y gavilanes adornando con sus colores la magnifica tarde que nos caía.

Una de las niñas junto con una señora mayor se dirigieron a la parte trasera del recinto a orinar y en eso vieron una víbora de cabeza amarilla y salieron corriendo asustadas en busca de un lugar seguro. En dicho momento y al escuchar lo sucedido, Rey Aguilar y mi persona nos dirigimos a ver qué tan cercana estaba la serpiente y en todo caso, pensamos sería una boa pajarera por el color descrito por la niña.

Al llegar y con mucha cautela pues sabemos que las serpientes se camuflan en su ambiente, pudimos entonces toparnos con la misma. Nuestro pensamiento fue emotivo pues ni él ni yo habíamos visto una Fer de Lance o Equis (Bothrops asper) tan de cerca en nuestra vida. Nos encontramos a más a o menos 3 metros de ella. Ella se encontraba enroscada, en su posición común de descanso. Al notar entonces que era una serpiente venenosa, le indicamos a las personas que no se acercaran por lo letal que puede ser una mordida de serpiente y lo que paso lamentablemente nos produjo un sentimiento abrupto de rechazo.

- Las personas en el sitio aún sabiendo el peligro que esta serpiente representa, corrieron en busca del animal.

- Procedieron a ir en busca de piedras y machetes para acabar con el animal. En sandalias, chancletas, sin el menor cuidado.

En ese momento, y tratando no ser indiscretos si no más bien pensando en que el animal se podía asustar y atacar, le dije a Rey que fuera por favor nuevamente, a hablar con la gente y a advertirles de que era mejor dejarle quieta. Hubo un joven que en sus manos traía dos peñas.

Viendo lo sucedido pensé lo siguiente: Ella, la serpiente, está en su hábitat. Está muy alejada del reciento. Nadie tendría nada que ir a hacer allá. En el reciento hay baños. Asegura a tus hijos. Es más fácil que te mueras ahogado en la piscina a que te muerda el animal… Es decir, tantas cosas pasaron por nuestra cabeza al ver que adultos y niños se acercaban a la serpiente sin el menor cuidado y solamente con morbo en la cabeza.

Desde ese momento nos convertimos en “los malos de la película” pues fuimos los únicos que decidimos indicarle a las personas que dejaran al animal, que no lo mataran y que se procedería a ir en busca de un experto para atrapar al animal, en este caso Mario Urriola del serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Antón.

Al intentar llamarle, nos topamos con otro problema: No teníamos señal. Nos quedamos bastante rato pues vimos que los empleados del lugar bajaron a ver lo que sucedía a causa del escándalo y conmoción de las personas. Preocupados nos dijeron que el animal estaba bastante lejos, que nadie debía hacer nada por allá. Pero luego bajaron más y más empleados y realmente nos preocupamos pues por nuestra cabeza solo pasaba el pensamiento de que todo el mundo quería acabar con la vida de la criatura, cuando ¡Ni siquiera había atacado a nadie!

Pasó otro rato y algunas personas prefirieron irse, cuando de pronto dice Rey, ¡Ahí viene Mario! y ustedes no saben el alivio tan grande que sentimos al ver que Mario venía con su equipo de rescate y de inmediato procedió a atrapar el animal de la manera correcta y profesional que solo un experto u herpetólogo puede hacer. La metió en una bolsa y se la llevó al serpentario en donde luego de salir de disfrutar de tan hermoso sitio, fuimos a visitar.

La serpiente será estudiada por unos días y como el serpentario no solo es un centro de observación si no científico, llevan un conteo de los animales que ven. Además de verificar su estado físico, enfemedades, o si está en reproducción y luego será reubicada en un lugar seguro, en donde sean pocos los humanos en su paso.

Nuestra amiga equis, la cual fue descubierta por una niña en un área turística y que gracias al herpetólogo Mario, del Serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Anton, tuvo un final feliz con su pronta reubicación en un área más segura tanto para el animal como para los humanos. Gracias a @reyaguilartattoo que fue quien cuidó del animal hasta que el rescate llegó, de lo contrario lo habrían matado a machetazos. Recordemos que la vida es hermosa y todos tenemos derecho a ella. #snake #equis #Bothropsasper #Panama #Serpentario #ValleDeAnton

Todo esto nos lleva a dar varias recomendaciones, porque nos dimos cuenta que el morbo es mayor en casos así y que gran parte de la población panameña, no tiene idea qué hacer en un caso como éste.

Es importante estar conciente, que si aún no sabes distinguir entre una serpiente venenosa y una que no lo es, al menos tener presente algunos puntos importantes y fáciles de cumplir.

•  Aunque la mayoría de las serpientes no son venenosas, se debe evitar agarrarlas o jugar con ellas.
•  Muchas mordeduras graves de serpientes se presentan cuando alguien las provoca deliberadamente.
•  Al ir de excursión por áreas donde se sabe que hay serpientes, se deben usar pantalones largos y botas, de ser posible.
•  Se debe evitar las áreas donde las serpientes se puedan esconder: bajo las rocas, leños, etc.
•  En la salida al campo es importante el calzado o la ropa, especialmente si vamos a movernos por zonas por las que sospechamos que puedan existir serpientes. El uso de botas de piel gruesa y pantalones de tela resistente sería lo más prudente, procurando que los pantalones alcancen toda la pierna y lleguen a cubrir la parte superior de las botas. Una medida incluso más efectiva sería introducir el borde de la pernera del pantalón dentro de las botas.
•  Cuando se camina por zonas de vegetación elevada ( hierba, matorrales, etc) es importante revisar la zona antes de pisarla. Para ello nos podemos proveer de un bastón o caña con la cual iremos tanteando la zona que vamos a pisar. Estaremos muy atentos a un posible silbido o movimiento que pueda denunciar la presencia de alguna serpiente. Si no disponemos de alguno de los instrumentos anteriores podemos coger una rama de árbol.
•  Se especialmente prudente con las rocas, los troncos caídos o los matorrales, los agujeros entre las rocas, la superficie debajo de los troncos, los huecos de los troncos podridos o las ramas entre los matorrales suelen ser los lugares favoritos de las serpientes, especialmente de las serpientes venenosas. Debemos ser muy prudentes a la hora de trepar por taludes con rocas, evitando introducir las manos en los agujeros o levantar rocas sin cerciorarnos primero de la posible existencia de una serpiente.
•  La mejor manera de reaccionar ante la presencia cercana de una serpiente es mantenerse sereno. Intentar no realizar movimientos bruscos y dejar que la serpiente se aleje sin ser molestada o ir apartándose poco a poco.
•  En ningún momento se deben lanzar piedras a una serpiente. Ante esta posibilidad, cualquier serpiente puede defenderse y atacar.

Una mordedura de serpiente venenosa es una EMERGENCIA médica que necesita atención profesional inmediata, por lo que los primeros auxilios, deben administrarse al mismo tiempo que la preparación del traslado del paciente a un Centro Médico Asistencial más cercano.

¿Qué hacer?

1.- Mantener la calma y llama a los servicios Médicos o dirígete a ellos.
Ayudar a la persona a que lo haga también. Evitando que la serpiente vuelva a atacar. Cuidar también de no ser atacado. Llama a los servicios de emergencia.
2.- Inmovilizar a la persona afectada
De esta manera evitaremos que el veneno se distribuya al organismo lentamente y nos dará tiempo de que los servicios especiales de salud lleguen, logramos esto manteniendo siempre al lugar de la herida por debajo del nivel que se tiene el corazón.
3.-Revisa signos vitales
Vigilar los signos vitales de la persona, como temperatura, el pulso, ritmo respiratorio y presión arterial. Si hay signos de shock, como palidez acueste a la persona, levántale los pies a más o menos 30 cm (un pie) de altura.
4.- Trata de ver que serpiente mordió a la victima y si puede tomarle una foto con mucho cuidado, mejor.
Al momento de que los servicios médicos lleguen les será de utilidad saber que tipo de serpiente fue la que ataco a la victima, pues el antídoto que usarán será el mas eficaz, deteniendo por completo el daño causado por las toxinas del veneno.

Esto es todo lo que se puede hacer. Todos los demás tips tipo “Rambo”, se quedan por fuera pues pueden empeorar a la víctima.

Por último

Si aún no sabes nada de el gran mundo de los reptiles y quieres aprender, entonces acercate al Serpentario Maravillas Tropicales del Valle de Antón. Allí puedes encontrar información valiosa sobre estos increíbles animales y puede que le pierdas el miedo pero sobre todo, saldrás de allí con una gran enseñanza y sabiendo distinguir las venenosas de las No venenosas.

Comments

Ver Comentarios

¡Oh patria tan pequeña que cabes toda entera
debajo de la sombra de nuestro pabellón:
quizás fuiste tan chica para que yo pudiera
llevarte toda entera dentro del corazón!

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Ver Comentarios

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/2011/04/SDC10143c.jpg

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/wppa/1582.JPGCuando se sube un cerro, generalmente la meta principal es alcanzar la cima, aunque en lo personal también es necesario disfrutar del paraje y del camino, asi como de los sonidos, olores y todas aquellas sensaciones que se componen alrededor de una montaña.

Las cruces, gran interrogante del montañista primerizo al notar que en gran parte de las cimas hay una, aunque en algunas cimas tambien se pueden encontrar otros simbolos: banderas, virgenes, retazos de tela, etc La Cruz siempre es el estandarte distintivo principal de la cima de una montaña y en Panamá no nos quedamos atras.
Esta costumbre viene de lejos, dado nuestro pasado de nacional-catolicismo, pero no siempre es así; existen muchos paises en los cuales hay cimas con cruces y resultan ser paises laicos o con creencias distintas a las nuestras, ya que en muchos de ellos la cruz es solo un símbolo cartográfico.

Gran parte de las cimas que hemos subido (Enlodados) tiene una historia y generalmente una cruz. Solo hace falta preguntar a los ancianos del area para enterarte de alguna leyenda o mito en torno a la cima: que si era una “manda”, que si las monjas la subieron, que si alguien compro el cerro y puso la cruz arriba, que cuantos dias se caminaron con cemento en espalda para edificar la cruz, etc.

Y aunque esto no representa ningun problema en nuestro país por el hecho de ser un pais declarado como catolico y aún no es demasiado reconocido el montañismo recreativo, además de que nuestras cimas no exceden los 3495 msnm que alcanza el Barú, en algunos paises como España el colocar cruces en las cimas se ha vuelto un problema paradojico y serio, gracias a una iniciativa catolica llamada “Objetivo 1300”, cuya idea era instalar una cruz en cada cima de la gran cordillera del Sistema Central en España, a tal punto que gran parte de los montañistas exigen deban ser retiradas todas las cruces de las cimas, por la gran diversidad de creencias y simbologias que pueda tener cada persona como estandarte.

http://www.enlodados.com/wp-content/uploads/wppa/1468.jpg

Las cruces han sido erguidas o talladas en centros de cultos paganos como cimas de montañas o menhires para contrarrestar sus influencias. Pero es importante recalcar que en casi todas partes del mundo antiguo se han hallado varios objetos, que datan de períodos muy anteriores a la era cristiana, marcados con cruces de diferentes estilos. El uso de la cruz como símbolo religioso en tiempos anteriores al cristianismo y entre pueblos no cristianos probablemente pueda considerarse como casi universal, y en muchísimos casos estaba relacionado con alguna forma de adoración de la naturaleza. Es un hecho incuestionable, que en épocas muy anteriores al nacimiento de Cristo, y desde entonces en tierras no tocadas por las enseñanzas de la Iglesia, la Cruz ha sido usada como símbolo sagrado.

En todo caso que alguien desee ubicar una cruz en la cima de una montaña, procure hacerlo bien. En Panamá resulta común que estas cruces hechas con materiales como el hierro, hacen que los rayos vayan directo a ellas y resulta un grave peligro para el montañista. Y al que llega a la cima, por favor: No es para rayarla. Dejar una marca es mucho más que eso y no hay nada peor que ensuciar tu propia cima.

Y asi como en Everest hay banderines, en Aconcagua hay una cruz. Cada quien considerando un simbolo importante en su cultura, no obstante sabemos que el estandarte mas grande de un montañista es la bandera de su pais o simplemente el sentimiento tan profundo de haber colocado la cima que con tanto esfuerzo ha costado.

Algunos cerros con cruces en Panamá: Cerro la Cruz de Campana, Cerro la Cruz en el Valle de Antón, Cima del Volcán Barú, Cerro Calvario en el Copé de Coclé, Cerro Chame.

Es importante recalcar que en nuestro país gran parte de las cimas aún conservan su estilo natural, es decir sin ningún tipo de simbología en su cima.

” Están los que usan siempre la misma ropa
están los que llevan amuletos
los que hacen promesas
los que imploran mirando el cielo
los que cree en supersticiones.

Y están los que siguen corriendo
cuando les tiemblan las piernas
los que siguen jugando
cuando se acaba el aire
los que siguen luchando
cuando todo parece perdido
como si cada vez , fuera la ultima vez
convencidos que la vida misma es un desafío.

Sufren , pero no se quejan
porque saben que el dolor pasa
el sudor se seca y el cansancio termina
pero hay algo que nunca desaparecerá:
la satisfacción de haberlo logrado!!!
en sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos,
en sus venas corre la misma sangre,
lo que los hace diferentes es su espíritu.

La determinación de alcanzar la cima
una cima a la que no se llega
superando a los demás
sino superándose, día a día.
Vincent Van Gogh

::DEJANOS TUS COMENTARIOS::

Comments

ABRIR ARCHIVO CON TODA LA INFORMACIÓN:

Salto-de-los-Monos-y-Chorro-Verde-Esmeralda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

300805_256869121022131_100000971344825_717096_705164846_n P1020096 Salto 166 Salto 175 Salto 195 Salto 215 Salto 289 Salto 413

Comments

Comments

Acercándonos a los más concretos que registra el dato histórico y no la leyenda o la tradición, vemos ciertos planos de la vieja data, en la cual se distinguen en el fondo del litoral, del golfo de Panamá, la existencia de un pueblo de Capira y el río Perequeté. Estos planos reposan en los Archivos Nacionales. En el que se puede observar un pueblo denominado “La Capireja” y río inmediato denominado Perequeté de la prosa del eximio poeta capireño Julio R. Martínez, surge con caracteres definidos la figura del Cacique Capira, valiente exponente de la raza india, quien sin menos gloria de algunos de su época defendió, después de las invasiones, las tierras de su comprensión en las Riberas del Cerro Trinidad.

Durante la Guerra de los Mil Días, Capira con Victoriano Lorenzo a la cabeza se convirtió en campo de correrías del guerrillero, pasado el conflicto, y ya en la era republicana, Capira demostró pujante crecimiento democrático; más en 1941, el distrito fue eliminado, y surgió en su lugar el de Bejuco que duro hasta 1945.

Victoriano conocía su tierra “como la palma de su mano” a tal punto, que jamás dudó de su dominio en el terreno donde vivió desde que era un niño, y no era cualquier terreno, si no una cordillera enorme, que hoy día comprende desde Cerro Trinidad hasta Las Trincheras de La Pintada y más allá, contorno que en el tiempo de la Guerra de los Mil Días, aún pertenecía por completo a Penonomé.

En El Cacao, fue Victoriano un corregidor amado y respetado por todos aquellos que habitaban en aquella ranchería, hasta el día de hoy aún es posible conversar sobre los hechos con las personas que han ido transmitiendo de generación en generación las historias de esa época de rebelión pero también de júbilo vivida de cerca del caudillo.

Nos hemos ido en variadas ocasiones a recorrer parte de esa cordillera y hemos encontrado, maravillados, con hermosos parajes, perfectas cascadas esculpidas en piedra, escondidas cerca de las variadas trochas que se dividen a lo largo de los cerros.

Desde la cima del cerro Trinidad, hasta el Cerro Peñablanca, existen diferentes formas de llegar de lo que hoy en día es parte de la provincia de Panamá en Capira y Chame hasta partes de Coclé como Sofre y Chiguirí Arriba, recorriendo prácticamente los mismos senderos recorridos por el cholo, a pie.

Esta vez, nos fuimos a caminar cerca del Peña Blanca y Cirí, donde acampamos y fuimos recibidos de manera festiva por viejos amigos y familia adoptiva que viven en este poblado de campesinos. Así fue como nos hicimos amigos de un niño que nos llevo con ánimo y gran preocupación de que nos gustara el chorro que queda cerca de su casa, un chorro sin nombre al que concurren las familias a lavar culantro y a esparcirse sanamente, pues en esta comunidad muy poco hay bullicio.

Denilson se apropió del snorkel y el largavista, qué emoción compartir con un niño tan vivaz, él nos prestó su caballo y nos mostró los mejores lugares para zambullirnos. En años pasados habíamos estado por el área pero nunca notamos aquella linda cascada, solo caminamos hasta La Gloria. Esta vez andábamos con nuestra mascota “Pucha” y procuramos no adentrarnos demasiado en la espesura, por la seguridad de la perrita.

Mientras disfrutábamos de las escaleras naturales del chorro, una familia llegó a lavar culantro y Rey fue a ver en qué les podía ayudar. Ese culantro se distribuye en los más grandes supermercados del país.

Al salir del hermoso chorro, una llovizna de verano nos bañó. Una gente en carro doble tracción venían vendiendo pescado rumbo a donde terminara la calle de tosca. Allí a orilla del sendero pudimos disfrutar de una soda fría y un pan de dulce, raros por estos lares en donde no hay luz, donde lo que nos parece “normal” no se consigue tan fácilmente.

Quiero recalcar que ésta es un área llena de hermosas aves, vimos desde martín pescador y los clásicos pechiamarillos, hasta Titira enmarcarada, diversas reinitas, loros cabeciazules o casangas, eufonias coroniazuladas, tangaras de colores increíbles y destellos refulgentes. Todo esto acompañado de café por las mañanas y los gritos de los amigos que nos invitaban a comer el fruto de la guaba chiricana.

Nuestra experiencia de carnaval, acampando en la montaña fue de descanso y tranquilidad, escuchando salomas por la mañana, aves al despertar, caminando hacia el río y cabalgando en caballo. Qué rica que es la vida en la montaña, y ni tan lejos, cerquita, aquí mismo en Capira, cerca de las trochas del caudillo, Victoriano Lorenzo.

Más fotos

Comments