Enlodados.com

Hiking Trails and Trips in Panama

En Santa Fé hay tantos ríos como te puedas imaginar, son las venas del distrito. Y aunque agonizante, nos topamos con una parte del Río Santa María realmente bella. Y escribo agonizante pues este es uno de los tantos ríos en lista de espera para formar parte de una hidroeléctrica. Sí, así como lo leen, este hermoso río.

4313

Puede que su nombre se deba a que en el año 1502, Cristóbal Colón llega a las Costas del Norte de Veraguas en donde fundó el primer poblado en tierra firme de América, el cual llamó Santa María de Belén.

Pero no es que no haya sido intervenido, pues ya se han dado concesiones para sacar materiales de ahí, se encuentra amenazado por empresas constructora de carretera.

Dentro del Parque Nacional Santa Fe se encuentra la cuenca alta del río Santa María, la cuenca hidrográfica más importante de las provincias centrales (i.e., Veraguas, Coclé, Herrera). Esta cuenca abastece de agua a la planta potabilizadora de la ciudad de Santiago, que procesa 43 millones de galones de agua potable por día y beneficia a unos 70,000 usuarios. Adicionalmente, las aguas del río Santa María son vitales para el desarrollo de actividades agropecuarias e industriales que benefician a más de 150,000 panameños.

La Fundación Héctor Gallego, junto con algunas ONG han creado planes de manejo y reforestación de hectáreas cercanas al Santa María y Bulabá así como un plan de ordenamiento que garantice el aprovechamiento sostenido de este recurso para el futuro. El valor de los bosques, no solo como protectores de esta cuenca hidrográfica, sino también de una gran diversidad biológica, que incluye especies endémicas de flora y fauna; así como su valor histórico y cultural, y su potencial turístico, en conjunto, constituyen elementos principales para la protección de la cuenca. También el Movimiento en Defensa del Agua, la Tierra y la Vida de Quebrada Las Trancas de Santa Fe y Asociación Amigos del Parque Nacional Santa Fe: AMIPARQUE que trabajan para desarrollar un programa de educación ambiental que forme conciencia en la población sobre la necesidad de conservación de los recursos naturales y desarrolle habilidades para realizar procesos de intervención de manera sostenible. Algunas de estas organizaciones, así como la sociedad civil, han evitado que se construya una hidroeléctrica en Las Trancas.

A través del apoyo de la Fundación Natura, con los fondos de FIDECO, se han reforestado 100 hectáreas en bosque de galería, que actualmente se encuentran en la etapa de mantenimiento y manejo de los árboles plantados. Con este programa se ha brindado capacitación a la población beneficiaria y a la comunidad en general, incluyendo a estudiantes de la localidad, maestros y profesores, con las autoridades locales y con las Instituciones se establecieron convenios de apoyo al desarrollo del proyecto.

Se han construido viveros permanentes en el área, en cuatro comunidades, para aviverar plantas nativas para los posteriores programas de reforestación. Parte de la política de reforestación, es la promoción de la siembra de café y cacao, ya que prosperan bajo sombra, en asocio con árboles de grandes alturas como es el Corotu, Erythrina, y otras especies de árboles leguminosos; estos cultivos permiten que los agricultores establezcan el sistema de conservación de suelo y agua, a través de obras tales como: acequias, barreras muertas y vivas, diques.

Por suerte en la parte alta del río aún se puede disfrutar de sus aguas, sobre todo en el Balneario Las Trancas que tuvimos la oportunidad de conocer. Se encuentra ubicado en la entrada del pueblo de Santa Fe, a mano derecha, está ubicado el letrero por donde se entra. Puede hacerlo caminando o en auto 4×4.

Su acceso es muy fácil: caminamos desde el hotel Santa Fe hasta el puente peatonal sobre el balneario. Nos tomó unos 15 minutos pues es en descenso. Al ver el puente peatonal, nos tomamos nuestro tiempo en disfrutar de la vista desde ahí. El cerro Tute como película de ficción engañándonos con la neblina de la tarde, pues simulaba ser un volcán humeante.

4309

Sus aguas claras nos invitaron a darnos un chapuzón y quedamos sumidos en la tranquilidad que emana este río en verano, pues se nota que en época lluviosa puede ser peligroso. En sus orillas, descansan gran cantidad de aves entre las que pudimos distinguir un martín pescador grande (Megaceryle torquata) que iba y venía alimentándose así como algunas Garzita Verde(Butorides virescens) esperando su presa, gritando su clásico kiiiiiiiiiiiio!

A orillas del Río Santa María, hay algunos senderos viejos y una torre estación meteorológica de Etesa, la cual pudimos notar que también utilizan para medir los niveles del  río.

Nos dijeron que en el Río Mulabá realizan una actividad llamada River Tubing, pues ya se imaginarán, te subes en una llanta río abajo y el tour termina en el puente del balneario Las Trancas. Esta vez no lo pudimos tomar pero debe ser emocionante hacerlo.

La tarde cayó y caminamos loma arriba hacia el hotel. Los rayos del sol irradiaban Cerro Sapo y minutos después, el cielo se torno color rosa. Esos atardeceres tan típicos de Santa Fe, tantos, que sus habitantes ya saben cuando el cielo va a ser rosa o por donde va a salir el arcoiris.

Fotos

Deja tu Comentario


Fatal error: Call to undefined function boposts_show() in /home/enlodados/enlodados.com/wp-content/themes/enlodados/single.php on line 58