ENLODADOS

Hiking Trails and Trips in Panama

It is important that respiratory muscles were weakened.dapoxetine tablets duralast 30The expectoration, of course, will not give obvious relief, but this strong-willed act will promote the fast removal of a phlegm and, therefore, to recovery.And at the majority of these drugs to instructions it is directly written - "problems with sexual system in a look are in certain cases possible: reduction of a libido (decrease in a sexual inclination), difficulties with achievement of an erection, reduction of amount of sperm".dapoxetine with tadalafilCarefully people need to treat visit of a sauna with the increased reactivity of bronchial tubes, for example, to patients with bronchial asthma.It can be paraffin application, a hot-water bottle, heated salt or sand.dapoxetine drug bankMales have length of a body of 15-25 cm, the back end at them will bend in the form of a hook; adult females have length of 24-40 cm, the ends at them straight lines and pointed.

Cerro Cabra llama la atención de cualquier montañista panameño. Es ese que se ve cuando uno va saliendo del puente de las Américas hacia el Oeste.

No es muy alto, solo posee 512 msnm, pero se encuentra muy cerca del mar y se sube casi desde “la pata”.

A pesar de ser un cerro poco técnico, tiene una parte de ascenso considerable y cansona. La paja canalera (Saccharum spontaneum) crea túneles que parecen interminables, y cuando la calor apremia, sientes picazón y más dolor en las heridas que provoca, pues corta.

El ascenso fue hermoso, sobre todo por la gran vista que hay desde la cima, en la que es posible ver gran parte de la ciudad de Panamá e islas del Pacífico del Golfo de Panamá.

En el cerro habitan una gran cantidad de especies de insectos, sobre todo arañas y grillos de diversas formas y colores; también es posible ver las ranas Dendrobates auratus, lo cual aún sorprende y es sinónimo de un buen estado de cierta parte del cerro que no ha sido colonizada por la paja canalera o su otra amenaza: la minería.

Todos llegaron a la cima más alta del cerro, que es conocida como “Infiernillo” y luego la roca que se conoce como “La Cara del Diablo”,  donde descansaron, almorzaron y disfrutaron del paisaje, rememorando que Cerro Cabra es un volcán. Pero hubo un detalle particular que nos hizo recapitular; al parecer gran parte del cerro pertenece a un norteamericano que hasta ha enviado a construir una torre en la cima. No entendemos en base a qué esto sucede pues se supone que el cerro fue declarado reserva en el año 2015, más por su importancia hídrica ya que ahí nacen quebradas y el importante Río Bique.

Es un volcán extinto y constituye el último de los volcanes de esta alineación, que se encuentra localizado próximo a la margen derecha de la entrada del Canal de Panamá, en el Océano Pacífico. 

Luego del descenso, los chicos disfrutaron de un delicioso sancocho hecho en leña, en casa de Mariel.

Un cerro cercano, un destino particular con vistas hermosas que ningún explorador se debería perder.

 

Panamá es uno de los países que cuenta con el mayor número de especies de mariposas del mundo, 1600 registradas, pero muchas se encuentran en peligro de extinción por el uso inadecuado de los mal llamados pesticidas y la deforestación.

Desde febrero inauguró el primer mariposario en la ciudad de Panamá. Sí, así como leen, en la misma city! Este mariposario va de la mano con el que está en Cerro La Vieja, Coclé; también relativamente nuevo.

Nosotros dilatamos un poco la visita pues con “El Francisco” y las lluvias, la cosa no es tan fácil, así que esperamos un día soleado y allá nos fuimos el domingo pasado.

Está ubicado en el Parque Natural Metropolitano y abre de martes a domingos, de 9am a 4pm. Tiene un costo de 2.50 adultos, 1.50 niños de 6 años en adelante/ jubilados y 5$ extranjeros o turistas.

Ya había visto algunas fotos del sitio en las periódicos locales, pero al llegar me sorprendió pues resultó mucho más grande de cómo lo imaginé. Tiene 400 metros cuadrados y  30 especies nativas de mariposas.

Solo verlo por fuera fue sorprendente pues se podían divisar de lejos las mariposas morfo: esas grandes mariposas celeste tornasol que siempre nos acompañan en los senderos.

Al entrar nos atendió una chica que nos explicó algunos datos de las mariposas más vistosas, nos mostró algunas larvas, orugas y crisálidas, es decir toda su metamorfosis y luego nos dejó explorar el sitio.

Como escribí, fuimos en un día soleado, muy caluroso y los lepidópteros no paraban de revolotear ¡Son sus días favoritos! El sol les ayuda a reproducirse y a hacer mejor la digestión.

Lo primero que vimos fueron una gran cantidad de orugas Pseudosphinx tetrio comiéndose un arbusto de caracucha (Plumeria alba), su favorito; la comen hasta desaparecer sus hojas.

También vimos “Caligo”, que popularmente se conoce como mariposa “Búho” por los ocelos que tiene en sus alas y que recuerdan a un par de ojos grandes, sí, esa que tanto han satanizado en nuestro país.

Están también las traqueadoras (carcoma), que se camuflan en el follaje de los troncos en el bosque y hacen un sonido con sus alas.

Vimos Heliconius, que resaltan por su color naranja contrastante con negro y son de las que se alimentan de polen.

Tuve la oportunidad de dejar caminar una oruga de Morpho peleides por mi mano, ¡sensacional!

Uno de los objetivos del mariposario, construido por la empresa privada Panama Biological Supplies y cuyo mantenimiento mensual asciende a 2.000 dólares y se cubrirá con los ingresos procedentes de la venta de entradas, es crear conciencia sobre la importancia de estos insectos en la conservación del medioambiente.

Este proyecto es apoyado por la Alcaldía de Panamá, bajo la dirección de Gestión Ambiental, el Patronato el Parque Natural Metropolitano y por el sector privado, cuenta con la anuencia de MiAmbiente y tiene como objetivo primordial acercar la naturaleza a los ciudadanos, proveyendo al PNM de un atractivo más.

Este es el segundo mariposario que apoya la Alcaldía de Panamá, siendo el primero de la Comunidad Emberá Tusipono, en el Parque Nacional Chagres, denominado Laboratorio del Mariposario.

En mis años yendo al PNM, nunca lo vi tan lleno, lo cual es realmente fabuloso. ¿Será que al fin apuntamos hacia un Panamá Verde?

Los animamos a conocer el Mariposario Metropolitano, ya no hay excusa para no tener nada que hacer las tardes de la semana o los domingos en casa. Lleven a sus niños a conocer el mariposario, aprenderán mucho y les aseguro que será una experiencia maravillosa.

 

Partimos de la ciudad de Panamá a eso de las 2 de la tarde, la marcha fue directo a Penonomé donde nos abastecimos de lo último necesario; en el Copé nos esperaba el gran Macedonio, guía local del Parque Nacional General de División Omar Torrijos Herrera.

Luego de esperar los todo terreno en medio de una tertulia torrijista, abordamos los autos y nos fuimos rumbo a la montaña. Ya caía la noche y los locales me decían que iban cuatro días de lluvia pertinaz.

En el camino, con un fondo de Ulpiano Vergara, le comentaba tantas cosas al conductor “Fulo” en medio de mi emoción, que bajó el volumen y empezó a hablarme de su preocupación por la deforestación, en base a que la quema “de maldad” que hacen algunas personas al área de los pinos. Ya oscurecía casi por completo y en medio de la calle de piedras, saltaban conejos muletos (Sylvilagus brasiliensis) y aves motmot (Momotus momota) se escondían en sus refugios.

Llegamos a nuestro lugar de camping: una acogedora casa en medio del poblado de Santa Marta, que forma parte de El Copé, en el Harino, corregimiento del distrito de La Pintada en la provincia de Coclé.

Procedimos a armar el campamento y a encender las parrillas, que al final resultaron ser tres, de las cuales todos comimos. Al mirar al cielo, el firmamento estaba estrellado, agradecí ampliamente pues con esto, las probabilidades de lluvia al día siguiente eran pocas, y así lo fue.

Iniciamos la marcha a las 6:30am, teníamos una idea breve de lo que nos esperaba, 14km y medio de camino difícil, dividido entre Cerro Escobal y Cerro Marta.

Bajamos al río Tigrero, lo atravesamos e iniciamos el camino hacia Cerro Escobal con rumbo al mirador, ahí nos topamos todos pues algunos se adelantaron, mientras Macedonio venía con el resto del grupo. A mi me salió “El Francisco”; el más de un año sin caminar como Dios manda, ¡Vaya loma!

Bajamos Escobal y caminamos por un bosque de galería en los alrededores de un potrero que culmina en un valle desde el que se veían claramente los cerros Marta y Juan Julio. En el potrero había un árbol de guaba, la Naturaleza siempre provee. 

Me la pasé conversando todo el camino con Macedonio, me contó algunas de las versiones de lo que sucedió ese 31 de julio de 1981. Las siete personas a bordo, entre ellos el general Omar Torrijos Herrera, quien dirigió la dictadura militar del Panamá entre 1968 a 1981, fallecieron en el lugar.

[More]

Hace un tiempo, estando por el área de Penonomé arriba, y acampando en un hermoso sitio, vimos el sol salir por encima de unas enormes rocas de un cerro imponente. A Rey le parecía una hannya, a mi me llamó la atención la pared de roca que parecía ser muy alta.

Tiempo después conocimos sus faldas, en lo que fue un viaje rápido y carnavalero por el sitio, que nos ahuyentó al sentirnos un poco raros, entre tanta multitud en estado etílico frente a chorro de aguas apacibles en medio de la montaña que años más tarde conoceríamos.


Algunos geólogos cuentan que el Turega es uno de los tantos domos o conos del volcán del Valle de Antón, estrato volcán gigantesco y aunque los factores erosivos lo han deformado, aún sigue siendo imponente.

Fue así como nos topamos con nuestra guía local, Vero, que creció en las faldas del Cerro Turega y conoce de primera mano todo a su alrededor. Curioso es que en la primera visita de Vero al cerro, fue mordida por una serpiente equis; ni ésto impide que ella mantenga su devoción.

La comunidad es muy celosa de su recurso natural. Para subir el cerro es necesario ir con guía local, además debes solicitar un permiso con el líder del pueblo.

Es importante destacar que el sitio está en vías de convertirse en una reserva hidrológica por lo que en un futuro no muy lejano estará regido bajo leyes que lo protegerán; y tiene lógica pues del cerro se desprenden caídas de agua estacionales que se pueden ver en época de lluvias desde la carretera, y chorros permanentes para disfrutar todo el año.

El área protegida sería en Turega y Cucuazal como Reserva Hídrica, pues existe una gran cantidad de bosques con fuentes de agua y manantiales que abastecen del vital líquido a la población rural de Pajonal, Churuquita Grande y otros corregimientos.

Salen 9 acueductos de cada cerro (Sofre, Sofre Abajo, Aguela, Turega, Churuquita Grande, etc)

El plan ya se lleva a cabo y esperamos pronto ver en gaceta oficial del 2017 pues el Ministerio de Ambiente, junto con biólogos y representantes de la comunidad, unen esfuerzos para que sea una realidad y se pueda establecer una ley que proteja la biodiversidad que se ve amenazada con potreros y ganadería.

Alguna vez leí que el cacique Turega el padre de “Las Mozas” de donde proviene el nombre del famoso chorro del Valle de Antón, y que su hijo era “Chigoré” quien estuvo enamorado de “Zaratí”, hija de “Penonomé”.

[More]

Jornada de limpieza en el paraíso, Charco Azul y Charco Verde bajo permiso expedito de la Alcaldía de Chame que ha cerrado el sitio so pena de multa de 100$ a 600$ y bajo vigilancia del Comité de Agua, por razones de peso: contaminación de áreas verdes, tuberías de toma de agua rotas, cercas cortadas, mal manejo de capacidad de carga, basura en todos lados, encontramos hasta condones Sres…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A pesar de todas las advertencias de La Alcaldía de Chame y del enorme letrero al inicio del sendero, aún hay personas que van al charco sin permiso, haciendo caso omiso de la advertencia.

Algunos no conforme con ya incumplir con las normas, cruzan la cerca que dice NO PASAR y suben a la toma de agua, a tal punto que la han destruído. ¿Cómo queremos que el sitio sea reabierto?

Inmediatamente llegamos vimos condones sobre las rocas y encontramos hasta latas de cervezas cerradas, así como vidrios.

En el camino encontramos señalizaciones clavadas en los árboles, que al perforar la corteza abre la puerta a hongos, bacterias, virus e insectos que pueden a la larga debilitar e incluso matar al árbol. Aunque la corteza se considera como material “no vivo”, con los clavos puedes llegar a perforar hasta la parte viva.

Aún habitan las Dendrobates auratus, vimos heces y huellas de mamíferos pequeños y heces del jaguar que sabemos habita el área, lo cual nos hace felices.

[More]

Son muchas las veces que sendereamos y son más las que nos topamos con comunidades maravillosas en donde nos tratan como si fuésemos de la casa; La Gloria es uno de esos tantos sitios y por tal razón escogimos este mágico lugar para hacer un pequeño homenaje a sus niños en estos días tan especiales. Porque es una obligación para nosotros retribuir de alguna manera todo el cariño que nos ofrecen en su pueblo cuando usamos sus trillos y nos bañamos en sus cascadas.

Los pequeños y sus familiares pudieron disfrutar de una agradable tarde en donde compartimos un delicioso arroz con pollo y ensalada, hot dogs, dulces y canastitas. La cerecita del pastel fue la sorpresiva piñata. Lo más emocionante para estos pequeños fue el poder llevarse a casa hasta 2 regalos de navidad.

Nuestra amiga Iris organizó los juegos de poner la cola al burro y la nariz al payaso. Rey se encargó de pintar caritas con lo que los niños le pedían. Es un placer para mí poder escribir que tenemos un gran equipo, personas de gran corazón dispuestos a colaborar y a meter mano en lo que se necesite.

Gracias a todos los que hicieron posible este agasajo a nuestros pequeños amigos de la montaña; gracias a los alumnos de la escuela Melchor Laso por sus donaciones y a la profe Nivia por organizarlos, a todos los miembros de Enlodados: Juan Rangel y familia, Ana Chérigo y Amilkar, Iris Tejeira y Jose Santana(Papito), Génesis Rodríguez, Rey Aguilar, Mariel Ulloa y Sra. Milixa, y a las todas las personas que patrocinaron. También a la familia Ovalle por abrirnos las puertas de su hogar.

Mil gracias.

Black Side Art Tatto

La logística fue tremenda. Prácticamente a pocos días del trip nuestra seguridad era 50%, así que Rey y yo nos fuimos unos días antes a hacer gestiones, y la montaña nos recibió con lluvia cerrada, pero logramos recabar la información necesaria, tomamos una carretera llena de curvas en un terreno difícil que solo se atreven a manejar los locales. Entendí por qué al preguntarle a otros 4×4, nadie quería ir pa’ allá, uno de los temas que más nos preocupó fue la lluvia pues en ésta área los ríos se crecen de manera descomunal, pero con un poco de conversaciones con la Madre Tierra y Dios, se nos concedió el viaje.

img_7562a

img_7072-copia

Nos topamos en Albrook de madrugada y nos fuimos rumbo al poblado central, donde nos esperaba nuestro 4×4 que nos llevaría al Edén. Los chicos del grupo iban felices en la parte de atrás, lo sé porque hasta la cabina se escuchaban sus risotadas a gritos. Llegamos a lo que parecía “La nada” y entramos por el trillo que días antes Rey había descubierto.
[More]

Este año ha sido uno de los más activos, gracias a un grupo de personas espectaculares que se han unido en esta aventura. Desde que organizamos el primer trip del año 2016, hubo una conexión sublime entre todos; desde ahí se consolidó una familia feliz, fuerte y unida que dudo se pueda separar.

El monte y sus senderos, une. Cada quien con personalidades y profesiones diferentes, pero todos con la misma pasión y con el ímpetu de exploradores y aventureros que habla también mucho de nosotros en nuestras funciones de la misma vida.

Esos senderos difíciles que tanto gustan, aunque cada camino tiene su magia, ya cualquiera no nos completa y siempre necesitamos experiencias más fuertes. El gusto por las cosas difíciles, caracteriza a este grupo, ninguno se deja pero tampoco existe competencia, acá nadie piensa dos veces en quitarle la mochila al otro para acelerar la subida. ¿Comida? Pueden ser 3 insumos y todos comen. Cada quien viene y disfruta, comparte y vive al máximo su experiencia, y eso es hermoso. No existe egoísmo y lo mejor, hasta en el peor momento, se aprende y se saca lo positivo.

Los que han estado cerca saben que este año algunas cosas cambiaron, ya no estoy al frente como antes pues llevo otra vida dentro de mi y le ha tocado a Rey hacerse cargo del peso y no sabe cuánto se lo agradezco. Ha demostrado ser aplicado en todo, de ser un animal nacido en el monte a ser un estudiante aplicado a la materia, un autodidacta.

Muchísimas gracias a toda la gente del Team por todos sus detalles y esperemos que sean muchos años más. Mientras tengamos vida y salud, Enlodados existirá.

img_1042-1

img_1016

Black Side Art Tatto

La verdad, un poco intrépido. A petición de varios amigos, esto se hizo realidad. Nosotros consideramos que éste sitio es apto para visitar en verano, aunque en esa época no es posible ver el chorro a magnitud, razón por la cual cedimos a ir a verlo en septiembre, mes que como todos sabemos en Panamá, es muy lluvioso.

Gracias a Dios, a las buenas vibras y a Madre Naturaleza, pudimos ir y venir sin problemas. En el grupo que se atrevió, al que pusimos “el escuadrón suicida” iban solo 4 personas nuevas, los demás ya habían ido.

0da251d7-2a7d-4dc0-a26c-e8c2b95a22b9 Cruzamos el Guanche sin problemas mayores, recorrimos la selva entre lloviznas, llegamos a la poza del Jaguar en donde era evidente que han pasado muchas crecientes por la cantidad de árboles y arena en el fondo.

La cascada Solange estaba en su punto, de ella caía una bella cabellera de agua, donde descansamos un rato y seguimos la senda.

ac534a76-65bd-477c-8cff-2c5e91490012

3550151e-8a5e-47c3-8c0d-57a428f762bf

Al llegar al sitio que hemos habilitado para acampar desde hace muchos años, el tiempo nos dio para armar campamento, hamacas, buscar leña y prepararnos; pero la Naturaleza imponente nos mostró su fuerza. El Guanche arriba demostró que el poder del agua es inminente, en segundos el río estaba color chocolate, las gruesas gotas caían sobre el refugio armado por nuestro eficiente guía, Rey.

[More]