Enlodados.com

Hiking Trails and Trips in Panama

Posts Tagged ‘ laguna de san carlos ’

camping con la gente de la U 025

Hace poco estuvimos haciendo camping en la Laguna de San Carlos con los estudiantes de la escuela de Turismo Geográfico Ecológico de la Universidad de Panamá. Fue gratificante ver la emoción y la organización de la actividad, pues todo salio como lo esperábamos.

Lo primero que hicimos fue limpiar un poco el lugar pues la hierba estaba crecida, luego armamos las carpas y las aseguramos. Esta vez el precio por carpa fue de 5.00 dólares y la entrada a la laguna  fue de 0.50 centavos por estudiante.

Nos fuimos a subir el cerro y empezamos el ascenso muy bien, algunas jóvenes tuvieron agotamiento, pero todos disfrutamos del ambiente y de la naturaleza. Fue muy gratificante al llegar a la cima pues todos estuvieron felices y conformes con la encantadora vista desde el Cerro Picacho, incluso llegamos a una cima en la que Enlodados nunca había estado a 1,082.33 del Picacho, que es su altura máxima. Al parecer, este cerro cada vez se pone más interesante. La neblina nos cubrió y tuvimos que bajar precipitados con miedo de que cayera algo de lluvia.

Al ir bajando el cerro, más de la mitad del grupo se resbaló, las caídas formaron parte de la diversión del momento.

Al bajar del cerro nos dimos tremendo baño en las aguas frías de la laguna, fue placentero, como cada vez que se visita este hermoso lugar. A medida que atardecía la neblina cubría más la laguna, llegó un momento en que nos cubrió por completo.

Después cocinamos una deliciosa cena conformada de pollo guisado, arroz con vegetales, plátanos, chorizos, ensalada, en fin, una algarabía de enseres que compartimos.

Luego de contar los tradicionales cuentos de miedo, cada quien se fue a su carpa a dormir con el miedo aún en la piel. A la mañana siguiente cada quien tomo su desayuno y luego tuvimos partidas de fútbol e incluso voleibol en la laguna.

Ya luego nos despedimos de la gente de la laguna y nos encaminamos a playa Corona a pasar la tarde.

Todo salio a la perfección, todos nos divertimos, compartimos y muchos tomaron experiencia para los próximos camping, que de seguro serán muchos.

P1060655

En días pasados estuvimos guiando a los muchachos de la escuela de Turismo Geográfico Ecológico de la Universidad de Panamá por el sendero la Cruz, Cerro la Cruz, en  Parque Nacional Altos de Campana. Fue muy emocionante y placentero poder compartir experiencias con estos jóvenes que se están adentrando al medio.

Bastante sorprendente para nosotros fue comprobar las habilidades físicas de estos muchachos que no se quejaron en ningún momento, demostrando en cada paso su interés por el medio ambiente y los seres vivos que lo habitan.

Desagradable fue que al bajar de la Cruz, algo exhaustos y aún emocionados, nos esperaban miembros de la ANAM para cobrarnos 3 dólares por estudiante, así que tuvimos que discutir un rato hasta llegar a un acuerdo.

Posteriormente nos fuimos a dar un baño en las refrescantes aguas de la Laguna de San Carlos que nos recibió con un clima agradable que poco a poco se fue opacando y dejo caer sobre nosotros una lluvia sin truenos ni relámpagos que nos invitó a entrar en el lago y pasar un excelente momento.

Fue impresionante como la Laguna de San Carlos se fue llenando de neblina. Todos nos emocionamos por lo curioso del momento.

Como siempre el Señor Florentino de la Laguna de San Carlos se ofreció amablemente a contarnos la historia del lugar y ya con lo místico del momento, la historia se volvió inolvidable.

Gracias a los muchachos de la Universidad de Panamá, Turismo Geográfico Ecológico por dejarnos guiarlos por estos senderos. Estamos seguros de que ésta fue sólo una primera vez.

Ver más fotos

He ido tantas veces a la laguna de San Carlos que ya no podría escribir una historia en especial, pero sí se merece un espacio pues es uno de esos lugares a los que jamás se cansa uno de ir. La primera vez que fuimos nos dio la impresión de que estábamos en un paraje del paraíso, no había nadie, solo nosotros junto a la laguna y su naturaleza en derredor, la yerba era alta y nosotros, abstraídos, buscábamos el sendero al Cerro Picacho.

2La laguna es sin duda un lugar hermoso en donde se puede acampar, pescar, subir el Cerro Picacho o simplemente darte un delicioso baño en sus aguas.

Se encuentra a 25 kilómetros de la carretera Interamericana, entrando por la calle que está justo al lado del Mini Super Las Lajas, antes de llegar al Rey de Coronado. De allí conduces hasta ver una carretera de piedras a la derecha por la cual debes entrar. Si vas en transporte público, en el mini super antes mencionado puedes tomar un bus y el pasaje es de alrededor de $1.50.

13

La laguna posee aproximadamente dos hectáreas de extensión y se alimenta principalmente de corrientes de aguas subterráneas y de algunos chorros de agua que caen al llover.

Siempre hay alguien accesible a contar las historias del lugar; se dice que en el centro de la laguna no hay fondo (leyendas); anteriormente habíamos escrito acerca de las historias de la laguna: Una de las mas significativas y misteriosas de las historias fue la de hace unos 30 años «unos extranjeros llegaron a la laguna investigando su profundidad, fauna y flora, pero para sorpresa de ellos, al entrar el buzo indicado en la laguna, se encontró con una cueva de la cual sacó un plato y un vaso de oro. Al salir a la superficie, le mostró a su compañero lo que había encontrado y éste emocionado le dijo que entrara otra vez a buscar más de la vajilla de oro, pues de seguro habían muchos objetos más con mucho más valor…discutieron un rato el asunto y el buzo accedió a entrar a ver si encontraba algo más…pero lo que encontró fue la muerte pues mas nunca apareció. Se perdió en las profundidades de la laguna por su avaricia.”

El señor Gregorio siempre recibe a sus visitantes con gran ánimo, dispuesto a ayudarles en lo que necesiten o buscando la manera de que se pase el rato más ameno.

También se le conoce como Laguna Grande o la Laguna de Coronado, es fácil de recorrer, mide menos de un kilómetro, así que puedes caminar a sus lados y observarla desde los diferentes puntos y tomar excelentes fotos. Nos contaron que se ha cultivado peces y se pueden sacar algunos muy grandes, en las noches las corrientes arrastran grandes camarones de hasta 1 y 2 libras. Hace poco nos dijeron que tienen un proyecto de ubicar jaulas de peces para una mejor producción, dejando libre gran parte de la laguna para la pesca de los visitantes.

3

Visitando ya tantas veces este sitio, hemos podido llegar a la conclusión de que en algún momento tuvo que haber sido un lugar ritual, por la posición en la que se encuentra, hemos podido encontrar personalmente algunas rocas dispuestas como metates o menhires.

Alrededor se pueden ver diferentes aves, a veces gavilanes y pequeñas garzas que alegran el lugar con sus sonidos y algunos cormoranes(Phalacrocoracidae) han llegado a hacer de este sitio, su casa. Las ranas que en las noches, se aparean retumbando sonidos increíbles, así mismo como la cigarra que nunca deja de cantar.

825

El agua de la laguna siempre es deliciosa para bañarse, de hecho nos hemos sumergido de noche e increíblemente a altas horas la temperatura del agua es tibia, y en horas de la tarde la neblina baja tocando el agua, a tal punto que en ocasiones es difícil ver a la persona que se encuentra a metros de ti. En verano, el viento es tan fuerte que crea pequeñas olas, dando la impresión de estar en el mar.

Actualmente poseen un restaurante con baño en el cual venden pescado de la laguna y algunos de agua salada, delicioso, acompañado con patacones o arroz, a diferentes precios y tamaños. También venden refrescos y en las mañanas se puede degustar de deliciosas ojaldas y café.

Mapa

mapa laguna de san carlos

Entrar a la laguna tiene un costo de 2.00 por persona. Si vas a acampar, depende del tamaño del camping el costo por noche. No se permite la venta de comidas pero si puedes llevar tus enseres y hasta barbacoa. Es importante indicar que está prohibido hacer escándalos.

[useful_banner_manager banners=2 count=1]

Recuerda: llevar tu repelente y tu petate o colchoneta para tirarte en sus orillas y carga tu cámara fotográfica pues no te vas a querer perder de tremendo espectáculo.

Ver más fotos

P1050674

Para llegar a este cerro debes irte por la entrada hacia la comunidad de las Lajas, un poco antes de llegar al Mall de Coronado. Hay un supermercado llamado “Las Lajas” y entras por la carretera que se encuentra al lado del súper.

Desde que vienes en la carretera Interamericana, si prestas atención, puedes ver el Picacho. Justo antes de Coronado, si te fijas a la derecha se ve una cadena montañosa, de esos cerros, el que más alto se ve, es el Picacho.

En el camino hacia la laguna también lo puedes ver, su cima puntiaguda, imponente, el Cerro Picacho tiene una altitud de 1,085 msnm exactamente se encuentra en las coordenadas N8º37.648’W080º02.839, dentro de la Cordillera Central.

Tuvimos la osadía de irnos en transporte público; una vez en el mini súper de la entrada de las Lajas, tomamos la chivita que nos llevaría a nuestro destino. Unos veinte minutos de espera que aprovechamos para sacar algo de información a las personas que estaban en la parada, algunos nos dijeron que subir el picacho sería algo muy peligroso, que estaba lleno de serpientes e incluso, hubo quien nos dijo que vivía en las faldas del cerro y se dirigía también hacia allá. Nos preguntaron si teníamos experiencia subiendo cerros, pues el Picacho es muy alto y tal vez en su cima nos podía faltar el aire. En total, pensamos, ¡exageraciones de los lugareños!

Evelin y yo nos sentamos en la parte frontal, al lado del conductor y al decirle que íbamos a subir el Picacho, nos empezó a señalar el cerro desde cualquier punto que se viera desde el autobús.  Y la verdad es que nos asustamos, pues se veía inalcanzable, primitivo y extremo.

Llegamos al pueblo de la Laguna y el busito se adentró entonces en el follaje de los árboles y  sentimos que estábamos cerca, el conductor nos señalo por donde debíamos subir y fue entonces cuando frente a nuestros ojos estaba la laguna: grande, redonda y misteriosa. En el lugar una brisa helada recorrió nuestros cuerpos. El viento golpeaba los cerros y luego provocaba pequeñas hondas en el agua del inmenso lago de color verdoso.

Estuvimos allí una media hora tomando fotos y admirando el lugar, organizando el ascenso y en eso, se nos acerco un señor trigueño y pequeño; yo pensé que nos iba a cobrar alguna cuota por estar allí, pero muy por el contrario nos pregunto nuestros objetivos en aquel lugar y nos contó varias historias acerca de la laguna.

P1050702

Nos dijo que el origen de la fuente que mantiene llena la laguna no ha sido determinado, pero se ha demostrado que sus tranquilas aguas albergan tilapia, sargentos, carpa común, entre otras especies de peces.

Una de las mas significativas y misteriosas de las historias fue la de hace unos 30 años” unos extranjeros llegaron a la laguna investigando su profundidad, fauna y flora, pero para sorpresa de ellos, al entrar el buzo indicado en la laguna, se encontró con una cueva de la cual sacó un plato y un vaso de oro. Al salir a la superficie, le mostró a su compañero lo que había encontrado y éste emocionado le dijo que entrara otra vez a la laguna a buscar más de la vajilla de oro, pues de seguro habían más objetos con mucho más valor. Discutieron un rato el asunto y el buzo accedió a entrar de nuevo a ver si encontraba alguna otra cosa, pero lo que encontró fue la muerte pues más nunca apareció. Se perdió en las profundidades de la laguna por su avaricia.”

Fue ésta solo una de las historias que nos contó el señor Florentino, que su único propósito es  proteger la laguna y evitar que alguien se pueda perder en el cerro.

Emprendimos nuestra caminata y no iban mas de 15 minutos de subida y ya estábamos algo cansados. Caminamos un poco más y vimos a lo lejos extrañas formas de rocas gigantes, íbamos en camino recto y en eso un niño venía en dirección contraria, nos dijo que estábamos en el camino equivocado; nos pareció muy gracioso encontrarnos con él justo antes de habernos perdido. Muy amable nos dijo el camino correcto y confuso, pues no había manera de haberlo podido distinguir, el monte estaba muy crecido, llegamos a pensar que estábamos de nuevo en el camino equivocado, tuvimos algo de miedo pues la hierba estaba alta y unos instantes después, vislumbramos un camino mejor marcado.

Subimos, nos arrastramos; el camino hacia el Picacho es de veredas por donde solo caben tus pies, en el cual esa misma vereda se puede derrumbar, de manera tal que hay que tener bastante cuidado.

Nos arrastramos durante 45 minutos hasta llegar a un claro inclinado donde ya veíamos frente a nuestros ojos el hermoso pico, pero seguimos subiendo ahora por encima de pequeñas piedritas y en eso vi una pequeña serpiente a lo que advertí a mis compañeros y a Evelin le dio ataque de pánico e hizo que nos demoráramos unos 15 minutos convenciéndola de seguir.

Llegamos a una roca bastante grande desde la cual se veía la Laguna pequeña en comparación a su tamaño real, vislumbramos Altos de María y en el horizonte Altos de Campana, India Dormida, Costa del Pacífico desde Punta Chame hasta Playa Blanca. Nos dijo el señor Florentino que en un día claro se puede ver hasta el Lago Gatún.

Nos quedamos ahí arriba una hora aproximadamente merendando algo y disfrutando del paisaje, admirando lo bello del país desde ese sólo punto a la intemperie del aire y del cielo.

Es mas o menos 1 hora y media para subir o 2 horas a paso medio, una persona con buenas condiciones puede bajar el cerro en una hora o menos.

Ya descansados descendimos el cerro con un poco de dificultad de igual manera, hasta acompañado por un par de caídas; llegamos a la laguna y no pudimos evitar las ganas de darnos un baño en ella y así mismo fue, con ropas nos metimos en la laguna que nos quitó todos los males…

No hay palabras para este ascenso más que HERMOSO, ¡atrévete a hacerlo! Pero siempre con mucho cuidado y tratando de no influir en la Naturaleza, no te lleves más que las fotos, baja la basura, no molestes a los animales 🙂

Ver más Fotos