ENLODADOS

Hiking Trails and Trips in Panama

These two mechanisms formed the basis of division of protivokashlevy preparations into groups: the medicines oppressing the center of cough.can i take dapoxetine with viagraExpectorant means soften a phlegm due to dilution it the additional liquid selected mucous bronchial tubes.How to treat prostatitis by means of medicines, the expert defines only.priligy docmorrisFor other type of candles take three tablespoons of rye flour to which add on one teaspoon of crude egg and honey.Having passed with blood current through a liver and the right heart, larvae get to lungs where, proburavlivy walls of alveoluses, get into pneumatic ways.priligy uk reviewsBesides, it is possible to prepare also other broths: for treatment of prostatitis it is successfully used leaves and bark of a hazel grove, a burdock root, a primrose spring.

Posts Tagged ‘ Panamá ’

Durante muchos siglos los seres humanos hemos usado nuestro poder e inteligencia para destruir o modificar la naturaleza, para robarle espacio a otras especies y constituirnos en el centro de la evolución. Pero hay un lugar en el que seguimos siendo seres indefensos y vulnerables, y donde nuestro instinto de sobrevivencia más primitivo (ese que traemos desde los primeros días del Homo Erectus) puede salvarnos. Un lugar de peligros y leyes inexorables: la selva. – Irving Bennett, Explorador panameño.

Habíamos planeado esto con tiempo, venimos realizando este viaje desde el año 2011, pero ésta vez lo hicimos cuadriculado; todo bajo completo control, justo como debe ser al planear meterse en la selva en un mes como julio.

La selva del P. N Portobelo conlleva muchos elementos que si no conoces, es mejor ni atreverse: el río es impetuoso y se divide en variados afluentes; no existe camino marcado; tratándose de la Sierra Llorona, la humedad es contundente y así como los árboles de ceiba (Ceiba pentandra) de hasta 60 metros de alto, desarrollan raíces tabulares, a veces la tierra cede tanto que se caen, esto pasa a diario. Así como es posible ver reptiles inofensivos, es posible ver reptiles muy venenosos. También es área de escorpiones y bichos que más adelante detallaré. Sin dejar de lado que es una de las áreas del país con más existencia de felinos comprobada.

La lista de implementos era larga, pero funcional y necesaria; recomendamos no exceder las 15 libras y dormir en hamacas, lo cual se le hace bastante difícil a quien no está acostumbrado.

El grupo que nos acompañaría sería de 16 personas, bastante grande para nuestro gusto. Partiendo de ahí, sabíamos que el recorrido sería más lento.

Como siempre, revisamos la hoja cartográfica antes de partir, la misma ya va en la mente pues el área para nosotros es como la palma de la mano, hemos podido conocerla muy bien. Tiempo atrás, Rey y yo habíamos hablado de crear una nueva ruta para que la ruta vieja se la comiera la selva, cosa que ya está sucediendo. Teníamos en mente cambiar la ruta en una parte donde aparece un acantilado.

A eso de las 10:30 pm arribamos en Guanche e inmediatamente nos bajamos del autobús, empezó a chispear. Nos despedimos de nuestro conductor estrella no sin antes advertir que de no salir antes del anochecer del domingo, estuviese alerta. Iniciamos la típica caminata por la trocha hasta donde acamparíamos.

La selva nos permitió armar el campamento y acostarnos a dormir. Algunos de los excursionistas estaban asombrados por lo inhóspito del sitio; jamás habían estado en la selva, o al menos, no lo imaginarían tan áspero.

A la media noche arreció la lluvia y los ronquidos que me habían confundido los sentidos, aquellos que se transformaban en jaguar, perro y hasta caballo, pararon. Dentro de las carpas la gente se movía, y los que dormían en hamacas salían a mover las lonas.

Al cabo de un rato la lluvia bajó su intensidad y regresaron los ronquidos, ahora se unían los de Rey que dormía a mi lado, manso y sereno. Cuando apenas yo me enganchaba al sueño, un crujido como de relámpago se escuchó y CRASH! Ratatatata!!!!! caía un golpe seco al suelo. No dormí más. La selva siempre nos regala un árbol caído, pero de noche, no es exactamente una buena idea.

Me desperté a las 5am; había dormitado quizás una hora. Los northfaceianos me despertaron con una baja voz dentro de su carpa, cerca de mi hamaca que decía “¿Quién quiere café?”, se activaron mis sentidos y desperté a Rey. Nos dispusimos a hacer nuestra bebida energizante.

De la selva surgían gritos y voces alocadas, presté atención y supe que venían Genesis, Felix e Iris, los tres chicos que faltaban. Recogí mi hamaca, preparé pan pita con tuna, me metí un bocado obligada y llené mis bolsillos y cangurera de lo que llamamos “raciones”.

Casi todos los aventureros estaban listos, y con mi vaso de café en la mano, una oración de inicio, una plegaria a la Madre Tierra y su permiso concedido, iniciamos la marcha de lo que serían las próximas horas más extremas para muchos.

Cruzamos el Guanche, que me traía ansiosa al pensar que con la lluvia aquella, estuviese crecido. Se encontraba quieto y claro. Vi hacia el cielo y supe que llovería, con más fuerza que en la noche.

Al iniciar el camino por el potrero, tronaba a lo lejos. Ya todos íbamos encapotados y cubiertos hasta las orejas.
Por el potrero siempre se camina rápido, pues es solo la base del camino real. Algunos se sumbaron de las lianas de un inmenso árbol, símbolo del inicio del Parque Nacional. No faltó quien preguntara si aún faltaba mucho. Apenas comenzábamos.

Caminamos a un excelente paso, bordeando el río. Pasamos por “arenal” y fue la primera vez que lo vi convertido en riachuelo. Generalmente ahí es donde mejor se ven las huellas de mamíferos.

Seguimos la senda y llegamos a la quebrada, primera parada corta donde aprovechamos para descansar. Ahora venía uno de los sectores más quebrados, junto con los rápidos del río. Llegamos a la parte del acantilado y ¡SORPRESA! El acantilado desapareció, cedió, se lo llevó un deslave. Nos quedamos asombrados; lo que tanto habíamos conversado simplemente se hizo realidad y fue necesario que Rey reconociera el área y utilizaramos otra trocha.

Aprovechando el río aún quieto, caminamos una quebrada, prescindiendo del trillo y salimos a la Poza del Jaguar, donde cuentan quienes descubrieron el salto, que vieron un jaguar descansar. Ahí Rey colocó una línea de seguridad hasta el río y nos fuimos a bañar. Cuando el agua dulce y virgen cayó sobre mi cabeza caliente y salada del sudor, fue una completa delicia.

[More]

Cerro Cabra llama la atención de cualquier montañista panameño. Es ese que se ve cuando uno va saliendo del puente de las Américas hacia el Oeste.

No es muy alto, solo posee 512 msnm, pero se encuentra muy cerca del mar y se sube casi desde “la pata”.

A pesar de ser un cerro poco técnico, tiene una parte de ascenso considerable y cansona. La paja canalera (Saccharum spontaneum) crea túneles que parecen interminables, y cuando la calor apremia, sientes picazón y más dolor en las heridas que provoca, pues corta.

El ascenso fue hermoso, sobre todo por la gran vista que hay desde la cima, en la que es posible ver gran parte de la ciudad de Panamá e islas del Pacífico del Golfo de Panamá.

En el cerro habitan una gran cantidad de especies de insectos, sobre todo arañas y grillos de diversas formas y colores; también es posible ver las ranas Dendrobates auratus, lo cual aún sorprende y es sinónimo de un buen estado de cierta parte del cerro que no ha sido colonizada por la paja canalera o su otra amenaza: la minería.

Todos llegaron a la cima más alta del cerro, que es conocida como “Infiernillo” y luego la roca que se conoce como “La Cara del Diablo”,  donde descansaron, almorzaron y disfrutaron del paisaje, rememorando que Cerro Cabra es un volcán. Pero hubo un detalle particular que nos hizo recapitular; al parecer gran parte del cerro pertenece a un norteamericano que hasta ha enviado a construir una torre en la cima. No entendemos en base a qué esto sucede pues se supone que el cerro fue declarado reserva en el año 2015, más por su importancia hídrica ya que ahí nacen quebradas y el importante Río Bique.

Es un volcán extinto y constituye el último de los volcanes de esta alineación, que se encuentra localizado próximo a la margen derecha de la entrada del Canal de Panamá, en el Océano Pacífico. 

Luego del descenso, los chicos disfrutaron de un delicioso sancocho hecho en leña, en casa de Mariel.

Un cerro cercano, un destino particular con vistas hermosas que ningún explorador se debería perder.

 

Panamá es uno de los países que cuenta con el mayor número de especies de mariposas del mundo, 1600 registradas, pero muchas se encuentran en peligro de extinción por el uso inadecuado de los mal llamados pesticidas y la deforestación.

Desde febrero inauguró el primer mariposario en la ciudad de Panamá. Sí, así como leen, en la misma city! Este mariposario va de la mano con el que está en Cerro La Vieja, Coclé; también relativamente nuevo.

Nosotros dilatamos un poco la visita pues con “El Francisco” y las lluvias, la cosa no es tan fácil, así que esperamos un día soleado y allá nos fuimos el domingo pasado.

Está ubicado en el Parque Natural Metropolitano y abre de martes a domingos, de 9am a 4pm. Tiene un costo de 2.50 adultos, 1.50 niños de 6 años en adelante/ jubilados y 5$ extranjeros o turistas.

Ya había visto algunas fotos del sitio en las periódicos locales, pero al llegar me sorprendió pues resultó mucho más grande de cómo lo imaginé. Tiene 400 metros cuadrados y  30 especies nativas de mariposas.

Solo verlo por fuera fue sorprendente pues se podían divisar de lejos las mariposas morfo: esas grandes mariposas celeste tornasol que siempre nos acompañan en los senderos.

Al entrar nos atendió una chica que nos explicó algunos datos de las mariposas más vistosas, nos mostró algunas larvas, orugas y crisálidas, es decir toda su metamorfosis y luego nos dejó explorar el sitio.

Como escribí, fuimos en un día soleado, muy caluroso y los lepidópteros no paraban de revolotear ¡Son sus días favoritos! El sol les ayuda a reproducirse y a hacer mejor la digestión.

Lo primero que vimos fueron una gran cantidad de orugas Pseudosphinx tetrio comiéndose un arbusto de caracucha (Plumeria alba), su favorito; la comen hasta desaparecer sus hojas.

También vimos “Caligo”, que popularmente se conoce como mariposa “Búho” por los ocelos que tiene en sus alas y que recuerdan a un par de ojos grandes, sí, esa que tanto han satanizado en nuestro país.

Están también las traqueadoras (carcoma), que se camuflan en el follaje de los troncos en el bosque y hacen un sonido con sus alas.

Vimos Heliconius, que resaltan por su color naranja contrastante con negro y son de las que se alimentan de polen.

Tuve la oportunidad de dejar caminar una oruga de Morpho peleides por mi mano, ¡sensacional!

Uno de los objetivos del mariposario, construido por la empresa privada Panama Biological Supplies y cuyo mantenimiento mensual asciende a 2.000 dólares y se cubrirá con los ingresos procedentes de la venta de entradas, es crear conciencia sobre la importancia de estos insectos en la conservación del medioambiente.

Este proyecto es apoyado por la Alcaldía de Panamá, bajo la dirección de Gestión Ambiental, el Patronato el Parque Natural Metropolitano y por el sector privado, cuenta con la anuencia de MiAmbiente y tiene como objetivo primordial acercar la naturaleza a los ciudadanos, proveyendo al PNM de un atractivo más.

Este es el segundo mariposario que apoya la Alcaldía de Panamá, siendo el primero de la Comunidad Emberá Tusipono, en el Parque Nacional Chagres, denominado Laboratorio del Mariposario.

En mis años yendo al PNM, nunca lo vi tan lleno, lo cual es realmente fabuloso. ¿Será que al fin apuntamos hacia un Panamá Verde?

Los animamos a conocer el Mariposario Metropolitano, ya no hay excusa para no tener nada que hacer las tardes de la semana o los domingos en casa. Lleven a sus niños a conocer el mariposario, aprenderán mucho y les aseguro que será una experiencia maravillosa.

 

Partimos de la ciudad de Panamá a eso de las 2 de la tarde, la marcha fue directo a Penonomé donde nos abastecimos de lo último necesario; en el Copé nos esperaba el gran Macedonio, guía local del Parque Nacional General de División Omar Torrijos Herrera.

Luego de esperar los todo terreno en medio de una tertulia torrijista, abordamos los autos y nos fuimos rumbo a la montaña. Ya caía la noche y los locales me decían que iban cuatro días de lluvia pertinaz.

En el camino, con un fondo de Ulpiano Vergara, le comentaba tantas cosas al conductor “Fulo” en medio de mi emoción, que bajó el volumen y empezó a hablarme de su preocupación por la deforestación, en base a que la quema “de maldad” que hacen algunas personas al área de los pinos. Ya oscurecía casi por completo y en medio de la calle de piedras, saltaban conejos muletos (Sylvilagus brasiliensis) y aves motmot (Momotus momota) se escondían en sus refugios.

Llegamos a nuestro lugar de camping: una acogedora casa en medio del poblado de Santa Marta, que forma parte de El Copé, en el Harino, corregimiento del distrito de La Pintada en la provincia de Coclé.

Procedimos a armar el campamento y a encender las parrillas, que al final resultaron ser tres, de las cuales todos comimos. Al mirar al cielo, el firmamento estaba estrellado, agradecí ampliamente pues con esto, las probabilidades de lluvia al día siguiente eran pocas, y así lo fue.

Iniciamos la marcha a las 6:30am, teníamos una idea breve de lo que nos esperaba, 14km y medio de camino difícil, dividido entre Cerro Escobal y Cerro Marta.

Bajamos al río Tigrero, lo atravesamos e iniciamos el camino hacia Cerro Escobal con rumbo al mirador, ahí nos topamos todos pues algunos se adelantaron, mientras Macedonio venía con el resto del grupo. A mi me salió “El Francisco”; el más de un año sin caminar como Dios manda, ¡Vaya loma!

Bajamos Escobal y caminamos por un bosque de galería en los alrededores de un potrero que culmina en un valle desde el que se veían claramente los cerros Marta y Juan Julio. En el potrero había un árbol de guaba, la Naturaleza siempre provee. 

Me la pasé conversando todo el camino con Macedonio, me contó algunas de las versiones de lo que sucedió ese 31 de julio de 1981. Las siete personas a bordo, entre ellos el general Omar Torrijos Herrera, quien dirigió la dictadura militar del Panamá entre 1968 a 1981, fallecieron en el lugar.

[More]

Camping y Ascenso al Cerro Marta, Parque Nacional Omar Torrijos, El Copé
22 de abril – al 23 de abril

Hora de salida: 1pm Terminal de Albrook. Favor ser puntual
Hora de regreso: domingo 23, aproximadamente 9pm Terminal de Albrook.
Del lado del super 99

Incluye:
Transporte privado/AA ida y vuelta desde Terminal de Albrook a El Copé
Transporte 4×4 hasta el sitio ida y vuelta
Area de Camping
Ascenso al Cerro Marta, avioneta y cima del mismo/ Dependerá de las condiciones climáticas
Visita a cascada Adyacente
Botiquín de Primeros Auxilios
Guía local

¿Qué llevar?
– Camping/Bolsa de dormir
– Agua (1.5- 2 litros por persona por día, camelbag opcional), bebidas rehidratantes
– Ropa para día y medio (Ropa para frío)
– Toalla ligera
– Vestido de baño
– Zapatillas o botas de trekking
– Cámara con su debida protección
– Medicamentos personales
– Pito/silbato
– Impermeable (época lluviosa)
– Repelente
– Lámpara (por si anochece)
– Baston (opcional)
– Comida: Sábado por la noche
Domingo: Desayuno/Cerro: emparedados, snacks, chocolate, etc.
Cena.
– Disposición para caminar, conocer, disfrutar.

Importante:
– Favor indicar antes de abonar a verificar si aún hay cupos y enviar foto de slip de depósito al mismo teléfono
# De cuenta Banco Nacional de Panamá: Ahorro 40004873560 a nombre de Mariel Ulloa
– Se guardará el puesto solo a quienes abonen.
– Este trip no es apto para niños menores de 18 años.
– Favor abstenerse en caso de padecer vértigo o acrofobia (cerro 1022 msnm aprox.)
_ Debe poseer buenas condiciones físicas.

Tipo de sendero: Ida y Vuelta
Distancia: Aprox. 14 kms
Duración de recorrido: 6 horas (ida y vuelta)
Aumento en Elevación: 693 msnm 
Altura max: 1046 msnm 
Nivel: Moderado – Difícil dividido en 5 áreas: La bajada, el valle, la subida, el avión y la cima. (Se suben 2 cerros)

Cerro Marta tiene aproximadamente 1022 msnm, posee bosques nubosos. De forma habitual se encuentran cubiertos por una fina neblina en forma de vapor de agua que, al chocar con la vegetación, se transforma en leve llovizna.

En el verano de 1981, una avioneta de las Fuerzas Aéreas Panameñas se estrelló contra la ladera del Cerro Marta. Las dificultades climáticas y el complicado acceso a la zona hicieron que se tardara un día en descubrir que el general Omar Torrijos Herrera, al igual que el resto de ocupantes de la aeronave, había muerto en la tragedia. Razón por la que se le llama así al área protegida, que fue creada en 1986. Los límites del parque recorren la cordillera que divide las aguas entre el Mar Caribe y el océano Pacífico y el punto de unión entre las provincias de Coclé, Colón y Veraguas.

Responsabilidad del viajero:
La selección de un viaje adecuado a sus intereses y habilidades, salud y condiciones físicas.
Traer siempre su cédula (ID), carné de seguro social.
Portar ropa y equipos adecuados.
Velar por la seguridad de las pertenencias personales que llevará en el viaje.
Ser responsable de sus propias acciones y no poner en riesgo la seguridad de los demás.
Cancelaciones y devoluciones:
La cancelación de inscripciones a viajes de pago debe ser realizada por la persona inscrita mediante whatsapp dirigido a Mariel Ulloa (6592-9153)
Las tasas de devolución son las siguientes:
• Cancelaciones 15 días naturales previos al viaje se reembolsará el 100% del importe de inscripción, excepto los gastos de gestión que pudiera ocasionar.
• Cancelaciones entre 15 y 7 días naturales previos al viaje se reembolsará el 50% del importe de inscripción, excepto los gastos de gestión que pudiera ocasionar.
• Cancelaciones con menos de 3 días naturales de anticipación no dará derecho a devolución alguna.
Las devoluciones se realizarán dentro de los 10 días laborales posteriores al viaje, por depósito a nombre de quien la realizó.

Hace un tiempo, estando por el área de Penonomé arriba, y acampando en un hermoso sitio, vimos el sol salir por encima de unas enormes rocas de un cerro imponente. A Rey le parecía una hannya, a mi me llamó la atención la pared de roca que parecía ser muy alta.

Tiempo después conocimos sus faldas, en lo que fue un viaje rápido y carnavalero por el sitio, que nos ahuyentó al sentirnos un poco raros, entre tanta multitud en estado etílico frente a chorro de aguas apacibles en medio de la montaña que años más tarde conoceríamos.


Algunos geólogos cuentan que el Turega es uno de los tantos domos o conos del volcán del Valle de Antón, estrato volcán gigantesco y aunque los factores erosivos lo han deformado, aún sigue siendo imponente.

Fue así como nos topamos con nuestra guía local, Vero, que creció en las faldas del Cerro Turega y conoce de primera mano todo a su alrededor. Curioso es que en la primera visita de Vero al cerro, fue mordida por una serpiente equis; ni ésto impide que ella mantenga su devoción.

La comunidad es muy celosa de su recurso natural. Para subir el cerro es necesario ir con guía local, además debes solicitar un permiso con el líder del pueblo.

Es importante destacar que el sitio está en vías de convertirse en una reserva hidrológica por lo que en un futuro no muy lejano estará regido bajo leyes que lo protegerán; y tiene lógica pues del cerro se desprenden caídas de agua estacionales que se pueden ver en época de lluvias desde la carretera, y chorros permanentes para disfrutar todo el año.

El área protegida sería en Turega y Cucuazal como Reserva Hídrica, pues existe una gran cantidad de bosques con fuentes de agua y manantiales que abastecen del vital líquido a la población rural de Pajonal, Churuquita Grande y otros corregimientos.

Salen 9 acueductos de cada cerro (Sofre, Sofre Abajo, Aguela, Turega, Churuquita Grande, etc)

El plan ya se lleva a cabo y esperamos pronto ver en gaceta oficial del 2017 pues el Ministerio de Ambiente, junto con biólogos y representantes de la comunidad, unen esfuerzos para que sea una realidad y se pueda establecer una ley que proteja la biodiversidad que se ve amenazada con potreros y ganadería.

Alguna vez leí que el cacique Turega el padre de “Las Mozas” de donde proviene el nombre del famoso chorro del Valle de Antón, y que su hijo era “Chigoré” quien estuvo enamorado de “Zaratí”, hija de “Penonomé”.

[More]

Sí, este es un trip repetido, y es que el sitio lo amerita.

Habíamos visitado el lugar en época lluviosa y gracias a las fuerzas de la Naturaleza, nos fue bien. Ahora quisimos regresar a ver el lugar en época seca o de verano y valió la pena; el color del agua más clara, todo mucho más visible y un paisaje de película de ficción.

Locales

Lo malo: la cantidad de personas que llegó al sitio después del mediodía por un rato nos desconcertó, pero luego indagando un poco, nos dimos cuenta que gran parte eran locales que lo visitan en vacaciones escolares, otro par venían pues habían visto la dirección en una página de facebook; lo peor: por espacios, encontramos basura que nos tocó recoger.

Pero bueno, el sitio es espectacular, mejor si vamos río arriba donde gran parte de los mortales no se atreve a llegar. Hay una cascada que en lo personal me sentí como en algún paraje celestial, por minutos olvidé quien soy y me sumergí en un frenesí de libertad profunda y sincera.

[More]

Tras la apertura al acceso a ambos parques, la regional del MiAMBIENTE solicita a los guías y turistas cumplir con los siguientes puntos:

1.Reportarse a la regional del Ministerio, con nota (el día y la hora de entrada y salida, cantidad de personas), mayor información al 500-022 extensión 6461.
2.Registrarse en el puesto de control.
3.Informar quién es el guía responsable en la gira.
4.El guía debe asegurar que su grupo cuenta con inducción (conocer las generalidades del PNVB y PILA, presentar informe de estado de salud de los excursionistas y seguir las recomendaciones de los guardaparques).
5.Los guías no podrán realizar excursiones con grupos de más de 10 turistas.

Como medida alterna, para garantizar la seguridad en la zona, se solicitará la revisión de las maletas.

De igual forma, la entidad realiza recomendaciones a los guías y turista, las cuales deben cumplirse:

1.Los desperdicios que generen no se deben dejar en el área protegida (Los guías se llevan la basura de su grupo para depositarla en un lugar adecuado o las dejan en el puesto de control, previa en coordinación con el Municipio).
2.Utilizar ropa y calzados apropiado, llevar el equipo adecuado para el lugar.
3.Cuidar los rótulos y las infraestructuras, evitando rayarlos o deteriorarlos.
4.Prohibido capturar, acosar, matar o herir a los animales silvestres.
5.Prohibida la extracción de la  vegetación, sólo se permite colecta para estudios científicos, con permiso previo de MiAMBIENTE.
6.Las armas de fuego no se permiten dentro del parque.
7.Las caminatas en el bosque no deben perturbar el ambiente natural.
8.No fumar en la zona protegida.
9.No desviarse del camino o sendero.
10.Prohibido subir o entrar al PNVB y PILA, si las condiciones del tiempo no son favorables.

Más info: Mi Ambiente

Black Side Art Tatto

Son muchas las veces que sendereamos y son más las que nos topamos con comunidades maravillosas en donde nos tratan como si fuésemos de la casa; La Gloria es uno de esos tantos sitios y por tal razón escogimos este mágico lugar para hacer un pequeño homenaje a sus niños en estos días tan especiales. Porque es una obligación para nosotros retribuir de alguna manera todo el cariño que nos ofrecen en su pueblo cuando usamos sus trillos y nos bañamos en sus cascadas.

Los pequeños y sus familiares pudieron disfrutar de una agradable tarde en donde compartimos un delicioso arroz con pollo y ensalada, hot dogs, dulces y canastitas. La cerecita del pastel fue la sorpresiva piñata. Lo más emocionante para estos pequeños fue el poder llevarse a casa hasta 2 regalos de navidad.

Nuestra amiga Iris organizó los juegos de poner la cola al burro y la nariz al payaso. Rey se encargó de pintar caritas con lo que los niños le pedían. Es un placer para mí poder escribir que tenemos un gran equipo, personas de gran corazón dispuestos a colaborar y a meter mano en lo que se necesite.

Gracias a todos los que hicieron posible este agasajo a nuestros pequeños amigos de la montaña; gracias a los alumnos de la escuela Melchor Laso por sus donaciones y a la profe Nivia por organizarlos, a todos los miembros de Enlodados: Juan Rangel y familia, Ana Chérigo y Amilkar, Iris Tejeira y Jose Santana(Papito), Génesis Rodríguez, Rey Aguilar, Mariel Ulloa y Sra. Milixa, y a las todas las personas que patrocinaron. También a la familia Ovalle por abrirnos las puertas de su hogar.

Mil gracias.

Black Side Art Tatto

La logística fue tremenda. Prácticamente a pocos días del trip nuestra seguridad era 50%, así que Rey y yo nos fuimos unos días antes a hacer gestiones, y la montaña nos recibió con lluvia cerrada, pero logramos recabar la información necesaria, tomamos una carretera llena de curvas en un terreno difícil que solo se atreven a manejar los locales. Entendí por qué al preguntarle a otros 4×4, nadie quería ir pa’ allá, uno de los temas que más nos preocupó fue la lluvia pues en ésta área los ríos se crecen de manera descomunal, pero con un poco de conversaciones con la Madre Tierra y Dios, se nos concedió el viaje.

img_7562a

img_7072-copia

Nos topamos en Albrook de madrugada y nos fuimos rumbo al poblado central, donde nos esperaba nuestro 4×4 que nos llevaría al Edén. Los chicos del grupo iban felices en la parte de atrás, lo sé porque hasta la cabina se escuchaban sus risotadas a gritos. Llegamos a lo que parecía “La nada” y entramos por el trillo que días antes Rey había descubierto.
[More]